Ferrari niega implicación en un nuevo caso de espionaje en la F1

La escudería intenta alejarse de la polémica después de que Mercedes ha iniciado un proceso contra un extrabajador.

Ferrari negó, por medio de su portavoz, que estuviera cerca de contratar al ingeniero Benjamin Hoyle, acusado por Mercedes de robar datos a su salida del equipo. La escudería italiana ha intentado alejarse de cualquier participación en un posible nuevo escándalo de espionaje, ocho años después de que el "Spygate" sacudió la categoría. 

"Hubo conversaciones, pero nada que llevara a un contrato formal. Él no va a unirse a nosotros en un futuro próximo", señaló el equipo según la agencia Reuters. 

"No es verdad que él estaba a punto de ingresar en Ferrari. Lo que él hizo se refiere sólo a él y a la empresa en la que estaba trabajando. Nosotros no estamos involucrados en esto".

El nuevo caso de posible espionaje en la Fórmula Uno salió a la luz apenas el martes, cuando Bloomberg publicó que Mercedes había iniciado un proceso legar contra el ingeniero Benjamin Hoyle por haber robado datos que podrían ser llevados a Ferrari. La escudería alemana ha confirmado la acción, pero no mencionó a la escudería italiana.

"Se inició una acción legal en curso que involucran a Mercedes y un empleado que dejará la compañía al final del año. La compañía está tomando medidas legales para proteger la propiedad intelectual", dij, en un comunicado.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora