Ferrari recupera potencia con una nueva gasolina

El centro de investigación al que Shell ha confiado el estudio del combustible E10 para Ferrari ha desarrollado una gasolina que ha permitido recuperar la potencia que todos los motoristas han perdido con la introducción del etanol y parece capaz de desafiar así a Mercedes y Honda.

Ferrari recupera potencia con una nueva gasolina

La noticia puede parecer una sorpresa, pero en la F1 no existen los milagros técnicos y las mejoras de rendimiento son sólo el resultado del trabajo duro. Los constructores decidieron que el gran cambio para 2022 a nivel de unidades de potencia será la introducción del combustible E10, una mezcla de 90 combustibles fósiles y 10 de etanol para los coches con efecto suelo.

La incorporación del etanol ha obligado a los fabricantes a rediseñar las cámaras de combustión de los motores de seis cilindros. Mattia Binotto, jefe del equipo Ferrari, estima la pérdida de potencia en unos 20 CV. Los centros de de investigación de todos los motoristas (Mercedes, Ferrari, Honda y Renault) trabajaron para reducir una brecha que ha afectado a todos más o menos por igual.

Por las pocas noticias que se filtran, desde Ferrari indican que el motor de 2022, listo para ser homologado y congelado hasta 2025, habría superado brillantemente los valores de potencia del 065/6 con el que terminó el campeonato, tanto por las cualidades de diseño de la unidad 'Superfast' concebida por el ingeniero Wolf Zimmermann, bajo la dirección técnica de Enrico Gualtieri, como por las cualidades químicas del último combustible desarrollado por Shell.

El gigante petrolero neerlandés se convirtió en "socio de innovación" el pasado mes de febrero, cuando se renovó el acuerdo multianual que lo unía con la Scuderia. Este papel ya no era sólo el de patrocinador y suministrador de gasolina y lubricantes, sino que Shell asumió un rol fundamental en el análisis y estudio de combustibles respetuosos con el medio ambiente para la F1 presente y futura.

También lee:
Charles Leclerc, piloto de Ferrari, en el laboratorio de Shell.

Charles Leclerc, piloto de Ferrari, en el laboratorio de Shell.

Photo by: Ferrari

El primer ejemplo de esta estrecha colaboración es la rápida respuesta del centro de investigación encargado del estudio del combustible E10 para Ferrari para superar el hándicap de 20 CV estimado por Binotto para el motor 'Superfast'.

En definitiva, no se trata sólo de trabajar en el nuevo motor para intentar reducir la diferencia de potencia con Mercedes y Honda, sino que el reto se extiende a todos los campos que pueden contribuir al rendimiento. Y el mundo de la F1 es tan capaz de superar cualquier dificultad o problema con la investigación y la innovación.

Por fin se respira confianza en el banco de pruebas de motores de Ferrari: los resultados obtenidos son incluso mejores que los previstos en el proyecto. Sin embargo, el indudable salto de calidad tendrá que medirse con el trabajo realizado por el resto de rivales, por lo que las primeras respuestas sobre la competitividad real del coche tendrán que esperar hasta las pruebas de invierno en febrero.

compartidos
comentarios

Video relacionado

Galería Revisión Técnica F1 2021: Alfa Romeo, Haas y Williams
Artículo previo

Galería Revisión Técnica F1 2021: Alfa Romeo, Haas y Williams

Artículo siguiente

McLaren planea seguir con las decoraciones especiales en 2022

McLaren planea seguir con las decoraciones especiales en 2022
Mostrar comentarios