Análisis: ¿Vuelve la F1 a enamorar a los patrocinadores?

Force India ha cambiado al rosa, pero McLaren aún sigue buscando un patrocinador principal. Con los nuevos propietarios, ¿cuál es el actual panorama en cuanto a patrocinadores en Fórmula 1? Kate Walker lo analiza.

El principio de temporada en la Fórmula 1 suele llegar acompañado de una batería de comunicados de prensa anunciando nuevos patrocinadores o extensiones de acuerdos ya existentes. El comienzo de 2017 no ha sido distinto, con anuncios casi a diario sobre acuerdos de mayor o menor calado.

En marzo se respiraba un ambiente de optimismo en el paddock de Albert Park. No sólo porque en los recintos para VIP’s se viera un mayor bullicio, sino porque el paddock en sí parecía cargado de energía renovada.

En este momento estamos en la luna de miel desde la llegada de Liberty, un momento en el que todo es posible, y eso también se terminó viendo reflejado en el ambiente a pie de pista.

Pero, ¿ha tenido el cambio de propietario de la F1 un impacto mayor, o este optimismo se restringe únicamente a la burbuja de la F1? Se dice que los ocasionales comentarios de Bernie Ecclestone habían sido hasta ahora uno de los obstáculos para que las empresas de primera línea entrasen en la F1.

¿Puede que la F1 sea más atractiva para los patrocinadores, ahora que el octogenario ha sido relegado a un estatus emérito?

Un equipo que respondería con un rotundo “sí” sería Force India, que anunciaba un cambio de decoración a última hora; ahora en rosa, plata y magenta gracias a un importante acuerdo con el especialista en tecnología acuática BWT.

De esta asociación, valorada en casi 19 millones de euros, se dice que es el mayor acuerdo individual en la historia del equipo, y representa un significativo impulso para su desarrollo.

Que Force India haya sido capaz de alcanzar un acuerdo así resulta muy interesante por sí mismo. En la breve historia del equipo, la mayoría del apoyo que ha recibido ha venido de compañías relacionadas con su propietario Vijay Mallya o el entorno empresarial de éste.

Mallya ha pasado los últimos años peleándose con los bancos indios, al parecer por cuestiones relacionadas con la quiebra de algunos de sus negocios, y se ha ganado cierta mala prensa en el proceso.

Mientras tanto, Force India ha ido haciéndose un nombre discretamente en la F1 como un equipo capaz de mantener una consistencia que estaba por encima de su presupuesto, logrando prometedores resultados en el campeonato.

Los esfuerzos de Force India en la pista han eclipsado la mala publicidad en torno a su propietario Vijay Mallya, y el equipo con base en Silverstone ha terminado apareciendo como una buena inversión.

El caso McLaren

Un equipo que actualmente está sufriendo las consecuencias de estar varios años por debajo de su nivel es McLaren, que no ha competido con un patrocinador principal desde que terminase su acuerdo con Vodafone en 2013.

El destronado Ron Dennis trajo cierta mala publicidad al equipo, pero McLaren ha disfrutado en estos años de una gran reputación como líder gracias sus departamentos de automoción y tecnología aplicada, más que por los resultados de su equipo de F1.

Patrocinadores actuales como GSK han visto cómo McLaren ha mantenido su reputación en la excelencia de la tecnología y la ingeniería, pero cuando llega la hora de pintar un coche de F1, los acuerdos más recientes han sido de menor volumen.

Al menos los acuerdos continúan llegando. En los pasados dos meses se anunció a Logitech como socio en periféricos; también New Era y la anticipada colaboración técnica con BP Castrol se confirmaba.

La actual falta de patrocinadores de McLaren puede achacarse a su poco éxito en el campeonato en los últimos años, pero en los primeros lugares de la parrilla está Mercedes y tampoco ha dado muchas noticias sobre nuevo patrocinio desde que el campeonato cambió de manos.

Wihuri se marchó a Williams junto a Valtteri Bottas, pero dado que se trata de un patrocinador personal, era algo que se esperaba.

Los equipos grandes

Mercedes anunciaba un acuerdo de suministro con OMP Racing y un segundo con Axalta, pero no ha habido grandes acuerdos de invierno con multinacionales interesadas en vincularse con el equipo campeón en título.

Tampoco se han dado grandes movimientos en este sentido en Red Bull, Ferrari, o Williams, por referirnos a los cuatro primeros.

Durante los últimos meses Red Bull Racing alcanzó un acuerdo sobre sistemas de comunicaciones, mientras que Ferrari no llegó a anunciar nada. Tanto Bombardier como JCB se unieron a Williams por sus vínculos en los acuerdos con Lance Stroll, pero eso ha sido todo en cuanto a patrocinio entre los equipos grandes.

La verdad es que no suena a demasiado, teniendo en cuenta el gran crecimiento que algunos esperaban y del que tanto hemos oído hablar.

En los últimos años los mayores acuerdos de patrocinio en F1 (Rolex, Emirates y Heineken), han ido a parar al propio campeonato, con algunos acuerdos menores con equipos individuales.

Ahora parece que los nuevos gestores del campeonato despejarán el camino para que los equipos tengan mayores posibilidades de encontrar soporte económico, en lugar de seguir haciendo las cosas como antes.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos McLaren F1 , Sahara Force India F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas f1, f1 2017, formula 1, formula 1 2017