Grosjean contó que su hijo lo hizo llorar tras su error en Bakú

Romain Grosjean reveló que una conversación con su hijo de cuatro años después de su insólito despiste en el Gran Premio de Azerbaiyán lo llevó hasta las lágrimas.

El piloto francés había iniciado desde el fondo de la parrilla la carrera del circuito urbano de Bakú antes de realizar una gran remontada para encontrarse sexto al momento de un período de auto de seguridad.

Sin embargo no logró concretar su gran actuación al perder el control de su Haas durante ese período de neutralización, lo que lo llevó a terminar contra las defensas.

Ya en España para disputar este fin de semana la quinta ronda de la temporada, Grosjean contó la reacción que tuvo su hijo mayor, quien cumplirá cinco años a finales de julio.

"Tuve suerte que mis hijos me apoyaron", dijo Grosjean al ser consultado sobre cómo sobrellevó la frustración tras su error.

"Mi hija es muy chica y aún no habla mucho, pero llegué a casa el lunes por la noche y Sacha, el más grande, se me acercó y me dijo: 'Papi, papi, tu carrera fue sensacional. ¡Saliste último y estabas sexto y fue genial!'. Pienso que mi esposa le dijo qué decir. Yo le respondí: 'Sí, pero choqué y destruí el auto'. Pero él fue muy positivo al respecto y me hizo llorar".

El abandono de Grosjean en Bakú privó al francés de un gran resultado y es uno de los únicos dos pilotos que aún no tienen  puntos en lo que va la temporada, algo que buscará cambiar en España, donde Haas tuvo un sólido rendimiento durante la pretemporada.

Información adicional por Stuart Codling

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula 1
Pilotos Romain Grosjean
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas f1 2018, noticias f1, romain grosjean