¡Hamilton terminó segundo en Sochi... gracias a Ecclestone!

La intervención del todopoderoso jefe de la F1 ante las autoridades aduaneras desbloqueó una situación que puso en peligro el gran premio para el piloto británico.

Hamilton logró mantener la décima posición en la parrilla porque Ecclestone intervino para desbloquear las piezas de repuesto de Mercedes que llegaron en la noche del sábado en jet privado y que habían permanecido retenidas durante horas en la aduana.

Lewis Hamilton puede agradecer a Bernie Ecclestone su segundo puesto del GP de Rusia. ¿Qué tiene que ver el patrón de la Fórmula 1 con el rendimiento del tricampeón del mundo en Sochi? La respuesta es clara: si el piloto inglés fue capaz de salir en la décima posición de parrilla pese a sustituir varias piezas en la unidad de potencia, fue precisamente mérito del representante de la FOM.

Fue necesaria la intervención personal de Bernie Ecclestone para desbloquear las piezas de la unidad de potencia de Mercedes que se habían quedado retenidas en la aduana. Montando la unidad de potencia que Lewis había utilizado en Australia, el equipo de Brackley tuvo que volver a configurar el motor con las mismas características que el que falló en clasificación, de lo contrario se habría saltado el régimen de parque cerrado.

En el transcurso de la noche aterrizó en Sochi un jet privado que llevaba un sistema de combustible evolucionado, pero los ingenieros de Mercedes no fueron capaces de obtenerlo porque estaba atascado en la aduana. Se necesitó la participación personal de Bernie Ecclestone para que las piezas necesarias llegaran a tiempo al circuito y fueran montadas para la carrera.

Hamilton, por lo tanto, pudo salir décimo, pero sin la intervención de Ecclestone tendría que haber cumplido la sanción de salir al fondo de la parrilla. Sin embargo, se bajó de su Mercedes enfadado. El actual campeón realizó su máximo esfuerzo para remontar ante Rosberg y se vio frenado desde el muro y el box.

El encargado de la telemetría de Mercedes vio un incremento de la temperatura del agua en el sistema de refrigeración de la unidad de potencia. El "calentamiento" no afectó el segundo puesto del inglés, pero puso a prueba la fiabilidad del motor alemán, hasta el punto de que encendió las alarmas de una posible sustitución en España.

En resumen, los tiempos difíciles de Hamilton parece que no han terminado aún...

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Rusia
Sub-evento Carrera domingo
Pista Sochi Autodrom
Pilotos Lewis Hamilton
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora