Hartley reconoce que fue difícil regresar al WEC después de F1

Brendon Hartley admitió que fue difícil para él retomar los controles del Porsche en el WEC después de dos carreras en la Fórmula 1 con Toro Rosso.

Hartley reconoce que fue difícil regresar al WEC después de F1
Brendon Hartley, Scuderia Toro Rosso
Brendon Hartley, Scuderia Toro Rosso STR12
Brendon Hartley, Scuderia Toro Rosso STR12
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley
Brendon Hartley, Porsche Team

Brendon Hartley ha sido parte del equipo Porsche en el Campeonato Mundial de Resistencia desde 2014, pero desde el Gran Premio de los Estados Unidos ha hecho apariciones consecutivas en Toro Rosso.

El pasado fin de semana regresó a los mandos del Porsche en Shanghái donde aseguró su segundo campeonato del WEC. Sin embargo, este jueves en Brasil admitió que no fue sencillo retomar el ritmo en el 919 Hybrid LMP1 después de dos competencias de Fórmula 1.

“Fue sorprendentemente complicado regresar al automóvil”, dijo Hartley. “Pensé que me sentiría como en casa, porque he estado en casa durante los últimos años, pero me tomó algunas vueltas regresar al acomodo”.

A pesar de su experiencia en LMP1, Hartley dice que su primer contacto con el coche F1 de 2017 fue "alucinante" y "un shock para mi sistema".

Al preguntársele qué le sorprendió sobre las carreras de la Fórmula 1, el piloto de Nueva Zelanda dijo: "Supongo que, Austin, el gran impacto fue la alta velocidad, solo en términos de conducción. Estos autos son increíbles, especialmente en el primer sector. Fue una idea genial, por lo que me tomó un tiempo acostumbrarte. Siempre quieres más agarre y más potencia, pero fue un poco impactante para el sistema”.

“Fuera de eso no hubo otras sorpresas reales, sabía que iba a ser un desafío, que el nivel de pilotos y equipos es el más alto que se puede encontrar, supongo que no hubo grandes sorpresas porque es lo que esperaba”.

Por ahora Hartley no tiene un lugar asegurado para la próxima temporada, pero todos los rumores indican que ocupará uno de los asientos oficiales de Toro Rosso junto a Pierre Gasly. El neozelandés señaló que el WEC lo preparó para las complejidades de la Fórmula 1.

"Por haber trabajado con Porsche en los últimos años, mi transición fue bastante sencilla", dijo Hartley. "Es un número similar de personas involucradas, la estructura, la presión: conducir en Le Mans con Porsche es una gran presión. Todas esas cosas con las que he aprendido a lidiar, pero hay muchas otras cosas que aprender. Soy consciente de que aún hay muchas cosas por aprender".

En medio de una carrera de siete fines de semana consecutivos en F1 y WEC, el Kiwi insistió en que aún no ha tenido tiempo de reflexionar sobre los hitos que ha alcanzado este año.

"He tratado de no pensar demasiado", dijo. "Incluso al ganar el campeonato [WEC] no es algo que he podido reflexionar, yendo de una carrera a otra. No será hasta finales de año cuando esté en casa que pueda pensar sobre todo. Soy consciente de que el debut en la F1, la victoria en Le Mans y el campeonato del WEC son todas cosas increíbles, pero por el momento estoy intentando tomar un paso a la vez”.

Con información de Jonathan Noble

compartidos
comentarios
GALERÍA: el accidente de Alonso en Interlagos que lo envió al hospital
Artículo previo

GALERÍA: el accidente de Alonso en Interlagos que lo envió al hospital

Artículo siguiente

Gasly y Hartley listos para penalizar en Brasil

Gasly y Hartley listos para penalizar en Brasil
Mostrar comentarios