Honda intentará recuperar motores de Red Bull, pero lo ven complicado

Red Bull corre el riesgo de perder los motores 2 de la temporada 2021 de Verstappen y Pérez. Después de lo ocurrido en Hungría, las unidades serán enviadas a Sakura para su revisión y posible reparación, pero las esperanzas de recuperarlas parecen ser casi nulas.

Honda intentará recuperar motores de Red Bull, pero lo ven complicado

Red Bull esperaba comenzar el parón veraniego de la Fórmula 1 2021 en lo más alto del campeonato de constructores y con Max Verstappen liderando el de pilotos, pero esas esperanzas se desvanecieron después de una sola curva del Gran Premio de Hungría, cuando Valtteri Bottas se equivocó en su punto de frenado provocando una carambola en donde dejó afectó a los dos coches de la casa de Milton Keynes.

El fin de semana de Max Verstappen ya había dado un giro en la jornada del sábado. Red Bull, tras la clasificación, se vio obligado a sustituir el motor de combustión número 2 y montar la tercera y última unidad permitida por el reglamento antes de incurrir en una penalización.

El cambio fue prematuro, pero necesario antes de que Verstappen se arriesgara a no terminar la carrera.

Al final de la clasificación en Budapest, los técnicos de Honda inspeccionaron el motor de Verstappen, el recuperado del accidente de Silverstone, y encontraron una grieta que había provocado una fuga de aceite. Por este motivo, decidieron sustituirlo e introducir la tercera unidad de la temporada, a pesar de que quedan 12 carreras para el final del calendario.

Al margen del gran premio, el director técnico de Honda, Toyoharu Tanabe, explicó el incidente con una cronología de los hechos. "Después de la clasificación, el monoplaza volvió a los boxes. Quitamos la carrocería y la cubierta del motor y nos dimos cuenta de que había un problema con la unidad de potencia de Verstappen. Antes de la clasificación habíamos inspeccionado el motor y no encontramos nada malo".

"Al final de la clasificación encontramos algunas grietas y fugas de aceite. No hubo impacto en los datos y el rendimiento. De los datos no se desprendía nada en absoluto".

"Pudimos utilizar el motor correctamente hasta el final de la jornada del sábado, pero en ese momento decidimos sustituir el motor porque pensamos que sería peligroso seguir utilizándolo en la carrera del domingo."

"En el último incidente, el de Lewis; el chasis, la caja de cambios y el monocasco quedaron muy dañados. Por eso hemos sustituido todas las piezas que hemos encontrado, incluso las que estaban ligeramente dañadas. Estamos hablando de las partes visibles, que pudimos sustituir sin quitar el sello FIA".

"Inspeccionamos otras piezas que estaban muy tensionadas y comprobamos cuidadosamente los puntos de sujeción del lado de la carrocería que se dañaron con el impacto. Como todo estaba sellado, no se podía desmontar e inspeccionar por completo. Sólo podíamos comprobar las partes que se podían examinar desde el exterior y la parte que se podía ver desde el interior con herramientas especiales como el fibroscopio. Usamos el motor el viernes y el sábado porque parecía estar bien. Sin embargo, cuando lo revisamos de nuevo notamos algunas grietas".

Valtteri Bottas, Mercedes W12, choca con Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B, en la salida

Valtteri Bottas, Mercedes W12, choca con Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B, en la salida

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Ahora la incógnita en Red Bull está en los dos propulsores térmicos que se dañaron el pasado fin de semana en Hungría. Tanto el segundo motor de Max Verstappen como el de Sergio Pérez serán enviados al centro Sakura para su inspección. El objetivo es ver si se pueden rescatar y volver a utilizar más adelante en la temporada.

Los primeros resultados, sin embargo, no parecen dar muchas esperanzas ni a Honda ni a Red Bull. No es casualidad que en las últimas horas el director del equipo, Christian Horner, haya dicho sobre el motor de Sergio Pérez: "Tendremos que investigar con más detalle, pero los primeros informes dicen que el motor será difícil de usar en el futuro".

Tanabe era de la misma opinión, aunque utilizando palabras más prudentes y menos directas. Pero su significado es claro y difícil de malinterpretar. "Todavía no sabemos si el motor de Max, que sustituimos después de la clasificación podrá utilizarse en el futuro. Lo enviaremos a Sakura para comprobar la situación y posición de la grieta, para ver qué podemos hacer con ella en el futuro y si podemos repararla".

También lee:

"Como no es posible sustituir todas las piezas, evaluaremos si el motor puede repararse desde el exterior. El resultado determinará si se puede utilizar en el futuro o no. Sin haber visto el motor en persona es difícil juzgar, pero entiendo que es una situación complicada".

"El motor de Sergio Pérez también será enviado al centro Sakura para ser revisado, pero hay varias anomalías en los datos. Así que creo que podría ser bastante difícil seguir utilizándolo en el futuro. Este es un incidente que sólo ocurrió porque otros cometieron un error", dijo el directivo nipón.

También lee:

compartidos
comentarios

Video relacionado

Red Bull hizo la parada en pits más rápida del año en Hungría

Artículo previo

Red Bull hizo la parada en pits más rápida del año en Hungría

Artículo siguiente

Ferrari: Rivales culpables de un accidente deberían pagar los gastos

Ferrari: Rivales culpables de un accidente deberían pagar los gastos
Mostrar comentarios