La FIA aprueba cambios en las penalizaciones en parrilla en F1

compartidos
comentarios
La FIA aprueba cambios en las penalizaciones en parrilla en F1
Adam Cooper
Por: Adam Cooper
Traducido por: Luis Ramírez
5 dic. 2018 19:22

La FIA modificó la forma en que se aplicarán las sanciones en parrilla a partir de la temporada 2019 de la Fórmula 1, en un intento de alentar a los que tienen penalizaciones a participar en la sesión de calificación.

La FIA anunció modificaciones a la forma en que las penalización afectan a los competidores en la parrilla dentro de la Fórmula 1, y ha buscado una solución para alentar a aquellos que están sancionados a participar en la sesión de calificación a pesar de su castigo.

En 2018, la FIA introdujo una regla que enviaba al fondo de la parrilla a cualquier piloto con más de 15 posiciones de retraso por cambios en la unidad de potencia. Cuando más de un piloto se veía afectado por este tema, el orden de partida se determinaba según la cronología en que se cometía la infracción, y cuando los nuevos elementos eran usados por primera vez en pista.

Eso llevó a la situación, a veces absurda, de que los pilotos abandonaran sus garajes mucho antes del inicio de la primera sesión de práctica libre y se estacionaran al final del carril de pits con el motor apagado, mientras que otros competidores en la misma situación se unían detrás del que estuviera detenido, provocando una fila. El ejemplo más extremo fue en el GP de Rusia, cuando cuatro coches se ubicaron en fila.

Para evitar que esto suceda en 2019, los pilotos penalizados se alinearán en la parrilla en el orden en que calificaron, lo que también proporcionará un incentivo para que establezcan tiempos en la calificación, en lugar de hacer una aparición simbólica en la Q1 y luego adaptar una estrategia para ahorrar neumáticos, como fue el caso en esta temporada.

También lee:

La FIA también ha aclarado que cualquier piloto que se encuentre fuera de la regla del 107% del tiempo y que esté autorizado a arrancar la competencia, se coloque en la cola de parrilla, detrás de los pilotos con penalizaciones por cambios en la unidad de potencia.

En otros cambios a la reglamentación deportiva, confirmados por el Consejo Mundial del Deporte Motor, los equipos tendrán que asegurarse de que los procedimientos de manejo de combustible sean los mismos para las pruebas que en las carreras.

Desde el incendio del garaje de Williams en el GP de España 2012, las reglas han especificado precauciones como el uso de equipos de protección y acoplamientos de rotura en seco, pero los observadores de la FIA notaron que no siempre se han empleado los mismos procedimientos requeridos para los fines de semana de competencia, durante las sesiones de pruebas.

En otro aparte para ordenar las reglas, ahora se especifica que los monoplazas se mantendrán bajo condiciones de bandera amarilla hasta que alcancen la línea de control después de que el auto de seguridad regrese a los pits. Si bien no se han presentado adelantamientos en tales circunstancias, hasta ahora se habían desplegado banderas verdes alrededor de la pista cuando el Safety Car entraba en los boxes, creando un "doble mensaje" que la FIA ahora ha querido aclarar.

También lee:

A partir de ahora se retirarán los tableros que denotan SC (Safety Car), simultáneamente se seguirán mostrando las banderas amarillas y los líderes verán las luces y las banderas verdes solo en la línea de control.

El cambio final a las regulaciones deportivas de 2019 tiene como objetivo permitir que se realicen simulaciones de CFD sin restricciones para el desarrollo de autos de acuerdo a las normas de 2021. Esto se hizo en el pasado cuando los equipos trabajaron en las reglamentaciones futuras, y servirá para que proporcionen comentarios que ayuden a la F1 y a la FIA a configurar las reglas del 2021.

Los ajustes menores a los reglamentos técnicos de la F1 son aprobaciones finales a los detalles relacionados con la carrocería y modificaciones en el alerón delantero de 2019, mientras que se agregaron tres kilogramos adicionales al peso mínimo, aumentando de 740 a 743 kg.

Por lo general, tales aumentos de peso están relacionados con cambios específicos en las reglas, como la adición del halo o el movimiento a ruedas y neumáticos más anchos, pero en este caso los equipos simplemente presionaron a la FIA y se quejaron de que estaban luchando por reducir a 740 kilogramos.

Charles Leclerc, Ferrari SF71H

Charles Leclerc, Ferrari SF71H

Photo by: Mark Sutton / Sutton Images

Artículo siguiente
La FIA confirma el calendario definitivo de Fórmula 1 para 2019

Artículo previo

La FIA confirma el calendario definitivo de Fórmula 1 para 2019

Artículo siguiente

Exclusivo: El halo salvó a Leclerc de un golpe en la visera en Spa

Exclusivo: El halo salvó a Leclerc de un golpe en la visera en Spa
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Adam Cooper