La FIA vigilará más las presiones de neumáticos desde Mónaco

La FIA incrementerá sus investigaciones sobre la presión de sus neumáticos a partir del Gran Premio de Mónaco, en medio de las sospechas de que algunos equipos de Fórmula 1 están utilizando algún tipo de tecnología para evitar las restricciones.

Desde el pasado Gran Premio de Italia, la FIA estableció una presión mínima de los neumáticos en la salida de las carreras en un intento por minimizar las opciones de que los equipos sufrieran problemas, tras un polémico GP de Bélgica con varios incidentes con los Pirelli.

Estas presiones son mucho más altas que las que los equipos desearían, y hay claros beneficios para las escuderías que pueden bajar ese mínimo de las presiones una vez que se han realizado las mediciones antes de la carrera.

Las sospechas de que algunos equipos están usando trucos -tales como ruedas de calefacción o dobles cámaras dobles en las llantas- impulsó a McLaren a principios de mes a pedir una aclaración de qué se podía hacer.

La FIA aclaró que las dobles cámaras no estaban en el reglamento y, como parte de una investigación profunda a los mejores equipos, el organismo dijo a las escuderías que estará atento a sus movimientos.

Motorsport.com ha podido saber que desde la próxima carrera los equipos deberán disponer de la presión de sus neumáticos para mandárselas al sistema registrador de datos de la FIA.

En un documento enviado a los equipos, la FIA declara que la presión debe quedar registrada en Psi en una forma no modificada de la telemetría que mandan los equipos.

El cambio no abrirá la puerta a que ningún equipo reduzca drásticamente las presiones después de que el registro de la salida se haya hecho, pero permitirá a la FIA obtener un mejor entendimiento de lo que los equipos hacen.

Lo más seguro es que si la FIA descubre que no está conforme con el comportamiento de algunos equipos, se estudiaría un castigo y se abriría un cambio en la manera de vigilar las presiones.

Cuando se le preguntó si creía que los equipos estaban jugando con las presiones, el director de Pirelli Motorsport, Paul Hembery, declaró: "A menudo, cuando se nos dice que hemos incrementado la presión para la salida en 3 o 4 Psi, no vemos esos 3 o 4 Psi cuando los coches están empezando la carrera. Es probablemente cerca de la mitad. Así que algo está ocurriendo".

A pesar de que las sospechas sobre algunos comportamientos no adecuados de los equipos es reciente, Hembery cree que la situación se remonta mucho tiempo atrás.

"Quizás las primeras señales se dieron el año pasado", dijo.

Trabajo duro

El director técnico de Williams, Pat Symonds, cree que la FIA se enfrentó a un duro trabajo para tratar de controlar la presión de los neumáticos, ya que implementar un límite en la presión no sería fácil.

"El problema es que los sensores de presión de los neumáticos son buenos, pero no son perfectos, y los componentes que se encuentran en ellos no dan una medición exacta", explicó.

"Por esa razón hay fallos en el sistema. La seguridad no es tan buena como debería. Si se convierte en algo común, ¿qué puede ocurrir?, ¿habrá más fallos?".

Y añadió: "Si ha de ser un tema de normas, debe ser un dispositivo que funcione perfectamente. Hay un largo camino por recorrer. Algunos equipos hacen sus propios sensores, porque hay dos disponibles  y ambos sufren un poco con el calor, por eso hacen los suyos propios".

Las dudas acerca de la fiabilidad de los sensores fueron demostradas cuando el sensor del neumático que se le reventó al Renault de Palmer el viernes mostraban 19.6, incluso después de haberse desinflado.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas fia, neumáticos f1, presion neumaticos f1