La Fórmula de ahorro

Fernando Tornello nos habla sobre esos cambios que buscan los pilotos, directivos y aficionados en la Fórmula 1.

No hay porqué no creerle. Cada vez que declara, Fernando Alonso traza un perfil claro de la realidad a la que apunta. En su breve visita a Buenos Aires, el piloto asturiano dejó muchas frases interesantes, pero una fue lapidaria y certera.

“La Fórmula de ahorro”, llamó a la F1. “Te la pasas ahorrando combustible, gomas, frenos y no aceleras siempre, como debería ser”. Ni más ni menos lo que todos reclamamos de la categoría madre. Competencia, acelerador a fondo. Justo lo que falta.

Hace pocas horas, luego del retiro de Mark Webber de la actividad, tras las 6 Horas de Bahrein del WEC, Alonso le envió un mensaje a su amigo: “No me esperaste para competir juntos, te preguntaré muchas cosas cuando me una a tu aventura”.

Más allá de cualquier especulación sobre el futuro de Alonso, él mismo se ha encargado de decir que si el nuevo reglamento de F1, que nacerá en 2017, no vuelve a hacer atractiva a la categoría, no renovaría su contrato a fines del próximo año y buscaría nuevos horizontes.

Por su parte, las nuevas autoridades de la empresa que controla F1 ya expresaron algunas opiniones en público. El CEO, Chase Carey, no parece estar de acuerdo con ciertas actitudes de la Dirección de Carrera, que prefiere adormecer la actividad con uno o varios Safety Car antes que dejar a los pilotos correr, como sucedió en Brasil. Los grandes pilotos se aburren y se cansan, el público también. Carey es consciente de ello y aparece como una luz al final del túnel.

Fórmula 1 tendrá en 2017 una oportunidad histórica para revertir un proceso que viene complicado desde hace varias temporadas. No es tanto lo que se necesita para atraer a la gente de nuevo. Competencia, libertad para correr, reglas claras, criterio único para aplicarlas, que los pilotos sean más importantes que los Comisarios, aunque éstos seguirán teniendo la obligación de velar por la integridad de aquellos. Pero cuidar a los protagonistas no significa minimizar las carreras a pocas vueltas de velocidad. Riesgo hubo y habrá siempre. Vivimos épocas en las que los autos y circuitos han evolucionado a niveles sobresalientes de seguridad.

Aprovechen señores la nueva chance que les da el destino. Sean capaces de atraer al público joven y de conservar a los veteranos, aquellos que han visto una mejor Fórmula 1. Sean capaces de crear un escenario que no quiera ser abandonado por las grandes estrellas, no dejen caer por unos cuantos dólares de diferencia circuitos y países que no deben faltar en el campeonato. En fin, cambien la manera de presionar a todos los que participan de la categoría. Pilotos, equipos, público, organizadores, televisoras y auspiciantes merecen un futuro mejor.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Fernando Alonso
Tipo de artículo Artículo especial