Las mejores historias de 2018
Tema

Las mejores historias de 2018

Las mejores historias de 2018, #6: Red Bull une fuerzas con Honda

compartidos
comentarios
Las mejores historias de 2018, #6: Red Bull une fuerzas con Honda
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
27 dic. 2018 22:21

Lo siguiente en nuestro conteo anual es la nueva sociedad que formaron Red Bull y Honda. ¿Cómo se llegó a esto? El #6 nos muestra el trasfondo de esta decisión.

El destino ya estaba sellado desde el 15 de septiembre de 2017; fue ese día cuando Toro Rosso confirmó que dejaba los motores Renault por los Honda para la temporada 2018, eso fue el primer paso de un camino que llevó a la marca japonesa hasta Red Bull, quien en 2019 competirá con las unidades de potencia niponas.

La animosidad entre el gigante de las bebidas energéticas y el fabricante de motores francés fue pública durante un tiempo después de que Renault no les entregó un motor competitivo como sí lo habían hecho entre 2010 y 2013, un período durante el cual Red Bull ganó cuatro campeonatos de pilotos e igual número de constructores, además de 41 grandes premios.

Pero Renault, cuya relación con Red Bull comenzó en 2007, fue incapaz de mantener su forma cuando inició la era híbrida en la Fórmula 1 en 2014. A pesar de eso, el equipo fue el rival más cercano de Mercedes al inicio del ciclo de dominación de la escuadra alemana, logrando tres victorias, aunque terminó casi a 300 puntos de diferencia de las flechas plateadas quienes lo conquistaron todo.

En un intento por ponerse al día con Mercedes, el fabricante francés hizo cambios radicales en su unidad de potencia para la temporada 2015, una decisión que terminó siendo contraproducente, que los dejó sin rendimiento ni confiabilidad no solo contra Mercedes, sino también perdiendo ante Ferrari. Como resultado, Red Bull terminó el año sin victorias y cayó al cuarto lugar en la clasificación con solo 185 puntos.

También lee:

Durante la temporada 2015 quedó claro que Red Bull había tenido suficiente y comenzó a hablar con Mercedes, Ferrari e incluso con Honda en su búsqueda de un nuevo motor para 2016, todo eso en medio de las amenazas de abandonar la Fórmula 1 si seguía luchando para igualar a los equipos de punta, con el dueño de Red Bull, Dietrich Mateschitz, diciendo que Renault había "destruido" el disfrute de la F1 por parte del equipo. Era hora de un cambio.

Sin embargo, el panorama político y competitivo de este deporte significó que Red Bull pronto se encontró sin opciones más que seguir con Renault por un año más. Incapaz de hacer tratos con Mercedes y Ferrari, el entonces jefe de McLaren, Ron Dennis, vetó un posible traslado a Honda, quien bloqueó un posible acuerdo por el hecho de que el proveedor japonés debía concentrarse por completo en su motor y McLaren para resolver los problemas de potencia y confiabilidad, inconvenientes que la unidad de potencia había enfrentado desde que la marca reincorporó a la parrilla en 2014.

Al final, Red Bull no tuvo más remedio que seguir con Renault, una asociación que a partir de 2016 vería al equipo manejando los motores franceses pero con la insignia de TAG Heuer en ellos, una decisión que se considera otra señal del deterioro de la relación entre el equipo y fabricante del motor.

Cuando Red Bull se cansó de Renault, McLaren se encontró a sí mismo buscando una manera de salir de su sociedad con Honda, que una vez más no logró producir un motor competitivo para la temporada 2017. Después de la infame ruptura, que involucró varios meses y varias partes acordando diferentes cosas, McLaren terminó con los motores Renault para 2018, esto mientras Red Bull firmó un acuerdo con Honda para darle sus motores a Toro Rosso.

También lee:

Después de cuatro años de bajo rendimiento, y con McLaren culpando a los motor por sus desastrosos resultados, Honda tuvo una oportunidad para demostrar y recuperar su reputación en 2018. Una pretemporada sin problemas llevó a un comienzo mucho más prometedor que en años anteriores. y Toro Rosso se estableció rápidamente como una amenaza en la zona de puntos, con el cuarto lugar en Bahrein siendo el punto culminante.

Desde entonces, la temporada estuvo lejos de ser tranquila, y el progreso no fue tan fuerte como el resultado de Bahrein hubiera llevado a esperar, pero no había duda de que Honda finalmente había descubierto cómo construir un motor híbrido decente. En junio, Red Bull había visto lo suficiente como para tomar la decisión de unir fuerzas con el fabricante japonés para 2019 y más allá de ello.

El movimiento se considera tanto una apuesta como una oportunidad, tanto para Red Bull como para Honda. El equipo finalmente tiene el acuerdo para ser un equipo de fábrica que tanto deseaban, pero, a pesar de todos los indicios positivos que se han hecho desde el anunció del acuerdo, sabe que necesita el motor para lograr un paso adelante para tener la oportunidad de luchar por el título.

Para Honda, en su sexta temporada desde su regreso a la F1, no habrá más excusas: debe demostrar que puede cumplir con la promesa. Con mucha experiencia y el apoyo de un equipo de punta, todos los ingredientes están ahora en su lugar, por lo que no habrá dónde esconderse.

También lee:

Toro Rosso Honda mechanics work in the garage next to the Brendon Hartley Toro Rosso STR13

Toro Rosso Honda mechanics work in the garage next to the Brendon Hartley Toro Rosso STR13

Photo by: Andy Hone / LAT Images

Artículo siguiente
Resumen técnico de F1: Los detalles que demostraron que el Haas no era un clon de Ferrari

Artículo previo

Resumen técnico de F1: Los detalles que demostraron que el Haas no era un clon de Ferrari

Artículo siguiente

Igualar el récord de títulos consecutivos de Ferrari llena de "humildad" a Wolff

Igualar el récord de títulos consecutivos de Ferrari llena de "humildad" a Wolff
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Equipos Red Bull Racing Compra ahora
Autor Pablo Elizalde