Las notas del GP de EEUU de F1

Hamilton vuelve a lo más alto de la clasificación también en nuestras notas. Alonso y Sainz también en lo más alto tras su gran carrera. El suspenso se lo lleva esta vez Max Verstappen.

Suben

Lewis Hamilton. Por fin esa victoria que se le estaba escapando desde el GP de Alemania, allá por el mes de julio. El inglés no se ha bajado del podio desde entonces, salvo en Malasia, pero eso que para otros es un logro, no lo debe de ser para él que pilota el mejor coche de la parrilla y que tiene la ‘obligación’ de ganar sí o sí. Tras su mala salida en Japón, las dudas seguían estando encima de la mesa pero Lewis las disipó fácilmente y esta vez quien tuvo una salida mala fue Rosberg. Quedan tres carreras, Hamilton tiene que ganarlas todas y esperar a ver lo que hace Rosberg. Difícil, porque no puede permitirse ni un fallo, pero no imposible.

Fernando Alonso. Tras el desastre de Suzuka, la mejor manera de volver a demostrar que Mclaren-Honda va por el camino correcto es conquistando un quinto puesto que sabe a gloria tanto en Woking, como en Sakura, como en Oviedo. Tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo ya que sin los abandonos de Verstappen y Raikkonen, esta posición hubiera sido imposible, pero Fernando dio buenas sensaciones, marco buenos tiempos, tuvo un ritmo sólido y se permitió luchar con coches a los que en Suzuka no podía ver ni de lejos, como el Williams de Felipe Massa. Lo más seguro es que en México le toque sufrir de nuevo pero, visto lo visto, no den nada por sentado.

Carlos Sainz. Doblete español en la parte alta de nuestra clasificación. Carlos sigue dando muestras de lo buen piloto que es y de la madurez que ha alcanzado en apenas dos temporadas. Su punto fuerte, la clasificación, le dio la primera alegría el sábado, metiéndose entre los diez mejores sin haberlo esperado. Parecía que iba sufrir en carrera, pero la rapidez, esta vez sí, de su equipo al meterle en boxes cuando estaba en pista el coche de seguridad virtual y su buena gestión de los neumáticos le permitieron hacer una de las mejores carreras de la temporada. Su defensa ante Massa y su duelo con Alonso serán recordados durante un tiempo.

Mejoran

Daniel Ricciardo. Vuelve al podio tras el ‘desastre’ de Japón y ha es virtualmente tercero en el mundial. Ricciardo hizo una carrera sólida y podía haber luchado con Rosberg por la segunda plaza de no se por el coche de seguridad virtual que, paradójicamente, salió a pista para retirar el coche de su compañero de equipo. Lo único malo de ver a Ricciardo en el podio es la guarrada del shoey, esperemos que en Australia se pase rápido esa moda.

Se Mantienen

Nico Rosberg. Sin alardes, sin arriesgar, hizo lo que tenía que hacer. Incluso Nico ya es consciente de que arriesgar en la salida no tiene sentido en la posición en la que se encuentra. De puertas afuera lanza el mensaje de que va a ir a ganar todas las carreras, pero sabe que con la superioridad de su Mercedes, no lo necesita y aunque no pase por meta segundo en la primera vuelta, enseguida la recupera. Es cierto que ganar una de las tres carreras que hay en juego le daría mucha paz y que aun no ha ha tenido problemas de fiabilidad, pero también lo es que tomando los mínimos riesgos puede ser campeón. Veremos qué  faceta de Nico se impone.

Sergio Pérez. Carrera a carrera, puntito a puntito, el mexicano se consolida en su posición y se mantiene séptimo también gracias a que Bottas no pudo puntuar tras su accidente en la salida. Pérez no tuvo una carrera fácil después de que Kvyat le golpease en la primera vuelta y con todo pudo rescatar dos puntos que le vienen muy bien tanto a él como al equipo. Llegamos a su tierra en un GP en el que Force India puede brillar, pero muchas veces en estos casos, las ganas de agradar terminan por convertirlo todo en un desastre. Esperemos que no sea así.

Bajan

Max Verstappen. Al contrario que para los usuarios de la web oficial de la F1, para nosotros Max no fue, ni de lejos, el mejor piloto en Austin. Tampoco el peor, pero está claro que el holandés es un piloto de extremos, tan pronto te hace una carrera memorable, como se equivoca y entra a hacer el pitstop sin que su equipo le haya avisado. Con la estrategia inicial de salir con blandos, tenía una buena oportunidad de llegar al podio, pero esa falsa parada lo tiró todo por la borda antes de que su transmisión decidiera dejar de funcionar. Me mojo y digo que volveremos a Verstappen en el podio en alguna de las carreras que restan.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Estados Unidos
Pista Circuito de las Americas
Tipo de artículo Artículo especial