La FIA explicó sus razones para implementar el Halo

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) justificó la elección del Halo por las pruebas realizadas con el dispositivo y tras el feedback negativo de Sebastian Vettel sobre el Escudo en Silverstone.

La decisión de introducir el Halo en la próxima temporada de Fórmula 1 causó un gran revuelo a mediados de la semana pasada, después de que el Grupo de Estrategia de la categoría votase mayoritariamente en contra y la FIA decidiera "por motivos de seguridad" introducirlo de todas formas.

El ente rector del automovilismo internacional emitió el sábado un comunicado con el que quiso explicar los motivos que lo han llevado a introducir el Halo como dispositivo de seguridad de cara a la F1 2018.

"La seguridad en el motor es una preocupación principal para la FIA y aunque se han hecho grandes avances en seguridad en los últimos tiempos, la protección de la cabeza en monoplazas ha sido un aspecto de preocupación desde hace años".

"Aunque el motor implica riesgo, la misión de la FIA es tratar de minimizarlo. Durante la última década ha habido varios accidentes serios que afectaron a pilotos y esto hizo que la FIA viera necesario desarrollar una solución que mitigara el riesgo de un impacto frontal en la zona del habitáculo".

"La Asociación de Pilotos de Grandes Premios también expresó al presidente de la FIA, Jean Todt, en julio de 2016 una petición de que se "implantara lo antes posible" una protección frontal del habitáculo".

Un mes después, tras reuniones del Grupo de Estrategia de F1 y la Comisión de la F1, se decidió introducir una protección de estas características para 2017 y se hicieron pruebas estáticas, pero se desarrollaron otras soluciones como el Aeroscreen, con este probándose en el GP de Rusia 2016 y "creando dudas de su efectividad".

"Por el contrario, los test con el Halo siguieron siendo exitosos. Centrándose en los tres riesgos principales: contacto coche con coche, contacto coche con el entorno y objetos externos, las pruebas demostraron que en los incidentes coche con coche, el Halo era capaz de soportar 15 veces la carga estática de la masa del coche y era capaz de reducir significativamente el potencial de lesiones".

"En los test coche ante entorno se estableció que el Halo era capaz de prevenir el contacto del casco con un muro o una barrera en muchos casos. Finalmente, en el caso de los objetos externos, el Halo desviaba grandes objetos y demostró un nivel de protección mayor ante pequeños restos".

"Además, el feedback de las pruebas en pista reveló que la visibilidad no se veía afectada y que no había obstrucción con el pilar central. Además, no hubo problemas en la extracción del piloto".

A pesar de ello el Grupo de Estrategia decidió demorar la introducción del dispositivo para hacer más pruebas en pista y para valorar otras opciones.

Aunque su implementación se retrasó, el Grupo de Estrategia reafirmó su compromiso en introducir una protección frontal asegurando "estar de acuerdo de manera unánime en que en la temporada 2018 se introducirá una protección frontal del habitáculo en los F1 para mejorar la seguridad de los pilotos".

Luego de las pruebas en pista y el análisis de otros sistemas alternativos, el Grupo de Estrategia de F1 y la Cmisión de la F1 decidieron en abril de 2017 "dar la oportunidad al Escudo".

"El Escudo fue probado en pista en el GP de Gran Bretaña en el coche de Vettel. El feedback del piloto dio lugar a muchas dudas sobre el sistema", asegura la FIA.

"Debido a esto y estando seguros de las pruebas exitosas con el Halo, tanto en pista como en parado, y con la necesidad de implementar la normativa para antes de 2018, el Halo representa la mejor solución al problema de la protección frontal del cockpit actualmente".

"El diseño final del Halo será refinado para su introducción en 2018 con la colaboración de equipos, piloto y la FIA", concluyó la FIA.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora