Los desafíos de la F1 en 2019 por Adrián Puente

compartidos
comentarios
Los desafíos de la F1 en 2019 por Adrián Puente
Por:
11 mar. 2019 12:04

Nuestro colaborador experto, Adrián Puente, advierte que la Fórmula 1 afronta un año con muchos desafíos que van más allá de lo que pueda suceder en la pista.

La F1 no anda con chiquitas. Se debate desde algo tan elemental como los adelantamientos, hasta la traumática salida del Reino Unido de la Unión Europea. El abanico es tan amplio y diverso, que en medio de ello, la categoría debe imponer no sólo objetivos, sino también prioridades.

La cuestión es que el tiempo apremia, y ciertos impulsos ya deben hacerse visibles desde la luz verde de Melbourne. Sólo pensar que algún protagonista deba conformarse con llegar sin poder ganar una posición, será algo así como inocular la primera decepción para los aficionados.

Así como las nuevas reglas promueven estructuras más simples para bajar la incidencia aerodinámica, los equipos, según los test de Catalunya, se han encargado de demostrar todos los desarrollos posibles para contrarrestar esas limitaciones. Resultado: ningún piloto expresó con demasiada convicción ventajas evidentes a la hora de los sobrepasos.

Ante el riesgo del objetivo incumplido, los organizadores deben demostrar un campo de acción más amplio y seductor para mitigar las ansiedades de quienes demandan una F1 más amigable con sus orígenes. Allí cabe, entre la profunda ofensiva de conquista, un fuerte trabajo para conservar escenarios probadamente aceptados, que ingresan en su último año. Podría ser poco relevante, si no se tratara de Montmeló, el Hermanos Rodriguez, Hockenheim, Silverstone y Monza. Es decir, España, México, Alemania, Inglaterra e Italia.

El gran desafío, es revisar la modalidad comercial que evite la asfixia de escenarios tradicionales, más allá de los “lujos asiáticos” que siguen aportando carreras como Bahrein, Emiratos Arabes, Singapur, Baku ó la futura Vietnam. Cualquier indicio de salida de algunas clásicas será un abono más para el rencor.

Es un año que demanda señales claras, consensos y transparencia más allá de lo que ocurra en pista. Una mirada hacia el futuro próximo que comience a aportar certezas  y no deje a ningún protagonista rezagado de las grandes decisiones estructurales que la F1 plantea para 2021. Allí tal vez radica el principio de paridad que, muchos sospechan, no tuvo la transición hacia la tecnología híbrida de 2014, que dejó en el éxtasis a Mercedes y en coma por ejemplo, a Mclaren.

Liberty ya ha invertido al punto incluso de perder. Pero confía en dar un paso atrás para recuperar dos, y en los hechos, ya demostró sus nobles intenciones de avanzar hacia una estructura moderna, rentable, divertida y sustentable. Este año como nunca deberá poner a prueba su paciencia para quitar las reglas corrosivas que las escuderías suelen imponer a la hora de negociar cambios fuertes. El desafío, ya comenzó.

 

Artículo siguiente
Liberty no garantiza la continuidad del GP de Gran Bretaña ni de Silverstone en F1

Artículo previo

Liberty no garantiza la continuidad del GP de Gran Bretaña ni de Silverstone en F1

Artículo siguiente

Los F1 de 2021 tendrían impacto cinco veces menor del aire sucio

Los F1 de 2021 tendrían impacto cinco veces menor del aire sucio
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Adrian Puente
Be first to get
breaking news