McLaren: no sabemos porque el MCL36 es inmune al porpoising

McLaren no es capaz de explicar por qué fue capaz de escapar de los problemas de porpoising que plagaron a otros en el primer test de pretemporada de la Fórmula 1.

McLaren: no sabemos porque el MCL36 es inmune al porpoising
Cargar reproductor de audio

Cuando los equipos de Fórmula 1 empezaron a rodar, una gran parte de ellos se vieron sorprendidos por los saltos que daban sus nuevos monoplazas de la temporada 2022 al llegar a su velocidad máxima al final de recta. 

Tratar de controlar el problema ha sido un gran dolor de cabeza para algunos de ellos, como Mercedes, que optó por emplear soportes temporales en su suelo en las primeras pruebas que se realizaron en Barcelona, mientras que Alfa Romeo no tendrá una solución adecuada hasta los próximos tests, que serán en Bahrein.

Sin embargo, hubo un equipo que casi no se encontró con este contratiempo. McLaren solo lo experimentó al instalar unas piezas de prueba, que parecieron cambiar su plataforma aerodinámica y lo desencadenaron.

James Key, director técnico de McLaren, dijo que el equipo de Woking no era completamente inmune al porpoising, pero también reconoció que no le estaba causando ninguna preocupación en especial.

"Probamos un par de elementos que parecían facilitarlo más", dijo Key. "Pero se redujo cuando los retiramos, así que se puede arreglar con la aerodinámica".

"Creo que, donde estamos, no ha sido realmente un tema de conversación para nosotros. Claro, esto no quiere decir que no pueda volver si seguimos desarrollando el coche. Lo sufrimos un poco, pero ni es una gran preocupación para el equipo o una gran distracción para los pilotos". 

Key confesó que el equipo no había dado con la clave para crear un monoplaza que abordara este problema en específico, pero igualmente no piensa que el hecho de que su coche haya demostrado ser tan estable sea mero fruto de la casualidad.

Daniel Ricciardo, McLaren MCL36

Daniel Ricciardo, McLaren MCL36

Photo by: Alessio Morgese

"Me encantaría creer que hemos sido súper inteligentes, pero la realidad es que esto es muy difícil de simular", explicó.

"Tiene que ver con la rigidez de los neumáticos y con los modos de elevación de tu coche. Porque, si está en sintonía con el chasis, ese es el momento en que lo ves dispararse, al conseguir una frecuencia natural. También hay que tener en cuenta el peso delantero".

"Así que no, no creo que sea del todo suerte. Creo que la estabilidad del coche juega un poco su papel en esto, así como la forma en la que el coche se aferra a la carga en diferentes condiciones de altura y demás aspectos".

"Pero estaría mintiendo si dijera que es por el diseño, creo que es un fenómeno al que nos vamos a acostumbrar al poner estos coches sobre el asfalto. Espero que podamos solucionarlo con el paso del tiempo y que aprendamos a cómo hacer que no sea un problema".

Sin embargo, Key reconoció que es posible que el porpoising sea algo que ha llegado para quedarse, que puede que los equipos nunca se libren y los pilotos tengan que aprender a vivir con ello en ciertas pistas. 

"Creo que siempre habrá algo de reacción inherente a la proximidad al suelo, porque son coches que provocan ese efecto", añadió. 

También lee:

"Pienso que es inherente y por eso lo estamos viendo ahora, pero creo que aprenderemos a gestionarlo. Nos queda mucho que encontrar en estos coches y mucho por aprender, así que no creo que se pueda erradicar el fenómeno, ya que es algo físico".

"Pero, en términos de cómo gestionarlo, creo que será un problema y un tema de conversación mucho menor después de un poco de trabajo de desarrollo", finalizó. 

También lee:
compartidos
comentarios
Bottas admite trabajo por hacer ante el limitado kilometraje en España
Artículo previo

Bottas admite trabajo por hacer ante el limitado kilometraje en España

Artículo siguiente

GALERÍA: los cascos de los pilotos para la temporada 2022 de F1

GALERÍA: los cascos de los pilotos para la temporada 2022 de F1