McLaren recuerda el inicio de la rivalidad Senna/Prost

El sitio web del equipo de Working publicó las versiones de los implicados en la polémica entre ambas leyendas a 29 años de lo ocurrido.

El GP de San Marino de 1989 marcó un hito en la historia de la Fórmula 1 por dos motivos: el primero, el violento accidente de Gerhard Berger al inicio de la prueba. El Ferrari del austriaco, con el tanque lleno, estalló en llamas mientras los comisarios corrían hasta el coche para extinguir el fuego y sacar al piloto de allí.

Con las manos machucadas y quemaduras, se quedó fuera de la siguiente carrera, en Mónaco. Sin embargo, la segunda aparición que marcó ese día ocurriría en la reinicio tras una bandera amarilla de aquella prueba. Ayrton Senna habría roto un "acuerdo de caballeros' de McLaren de no disputar la primera curva de las pruebas.

Senna, que era líder de la competencia hasta entonces, salió detrás de su coequipero, Alain Prost, en la segunda largada y atacó al francés, algo que puso a Alain furioso, ya que no esperaba el embate de su compañero brasileño debido al acuerdo.

Este fue el inicio de la rivalidad más clásica de la historia de la F1. Toda la animosidad involucrada en la disputa de los títulos de 1989 y 1990 comenzó exactamente en ese punto. Recordando el histórico día, el sitio web de McLaren trajo la palabra de algunos de los implicados en aquella confusión.

"Yo lo vi a la izquierda y había mucho espacio. Pensé: 'bueno, voy a coger la línea normal para salir mejor'. Sólo que él me había rebasado", recordó Prost.

"En la reunión con Ron Dennis, jefe del equipo, no se había hablado nada. Yo sólo escuché. Ron le preguntó a Ayrton si había un acuerdo y él dijo que sí, pero sólo para la primera largada, no para la segunda."

"Pero, más importante, él dijo que yo lo había superado. Le dije que yo no sé cuántos millones de personas vieron lo que pasó en la televisión: él me había superado y eso no era lo que habíamos acordado. Tardó 20 minutos hasta que Ayrton aceptaba lo que había sucedido. Fue algo increíble."

El ingeniero del equipo en la temporada, Neil Oatley recuerda que a partir de ese momento el clima pasó a ser muy complicado.

"A partir de ese momento, no hubo conversación entre los dos pilotos por el resto de la temporada", dijo "En la sala de reuniones que teníamos los dos pilotos, Gordon Murray y dos ingenieros - Steve Nichols y yo. Ayrton me hacía preguntas sobre lo que nuestro coche estaba haciendo y Alain le preguntaba a Steve."

"Ocasionalmente ellos hablaban ',' hola', pero ese era el límite de su comunicación. Además, el resto del equipo estaba inmune a lo que estaba sucediendo entre los dos pilotos, aunque yo tenga la seguridad de que Ron oía a los dos."

El director técnico de la época, Gordon Murray recuerda que amenazaba a los pilotos para que ellos no escondieran ningún dato y participaran en las reuniones durante las carreras juntos.

"Me insistió que las reuniones fueran hechas con los dos ingenieros de carreras presentes y los dos pilotos. A ellos no les gustaba, pero había muy poca conversación entre los dos. Pero al menos todo estaba abierto."

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula 1
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas alain prost, ayrton senna, formula 1, mclaren