McLaren se debe controlar a pesar de los nuevos motores

La directiva de McLaren debe mantener los pies en la tierra en la temporada 2018 de la F1 a pesar de tener un nuevo proveedor de motores.

 

Stoffel Vandoorne, McLaren MCL32
Stoffel Vandoorne, McLaren MCL32

Photo by: Andrew Hone / LAT Images

El tener motores Renault en su monoplaza, ha dado nuevas expectativas a McLaren y lo que pueden realizar con sus pilotos y potencial, pero la directiva del equipo británico sabe que debe competir paso a paso.

La esperanza siempre es un buen mensaje, pero tanto Eric Boullier, como Zak Brown también saben que esa esperanza podría convertirse en altas expectativas para sus aficionados, algo en lo cual deben ser cuidadosos.

Boullier dijo a Motorsport.com: "Es parte del juego, pero tenemos que mantenerlo bajo control. Tenemos que asegurarnos de no hacer comentarios muy fuertes y seguir solo una línea: prometer poco y cumplir mucho. Esa es la clave".

Tras una complicada temporada 2017 en la que McLaren decidió romper con Honda, Boullier es muy consciente de la emoción que hay dentro de su equipo sobre lo que pueden hacer con Renault la próxima temporada.

Sin embargo, Boullier cree que es vital que el equipo no se adelante a los acontecimientos y no dé nada por sentado, razón por la cual desea controlar lo que se considera posible.

"Emocionalmente es difícil", dijo. "Y es parte de mi trabajo gestionar eso, incluso siendo un poco más latino que la mayoría de mis compañeros británicos. Tienes que mantenerlo bajo control".

"Te puedes emocionar muy fácilmente, sobre todo al ver la luz después de tres años en la oscuridad. Pero tenemos que ser profesionales".

Brown dijo que, al igual que saber del riesgo de dejarse llevar por las expectativas, era importante que McLaren no se sometiera a demasiada presión desde el principio.

"El equipo está acostumbrado a luchar por mundiales y es algo que todos echan de menos", dijo. "Llega más presión, pero todos estarán a la altura de las circunstancias".

"Ha pasado tiempo desde que no estamos en la parte delantera, así que tenemos que asegurarnos de que las expectativas no sean demasiado altas para Australia".

"Creo que seremos uno de los equipos que más miradas atraigan en Australia, ya que todos querrán ver dónde estamos. Por lo tanto, debemos asegurarnos de no presionarnos demasiado a nosotros mismos".

Y aunque el cambio a motores Renault debería suponer un buen paso adelante en cuanto a rendimiento, Brown sabe que hay otras áreas donde McLaren también tiene que mejorar.

"Por ejemplo los pitstops", dijo. "No hay área en la que no debas mejorar. Y eso no tiene nada que ver con la unidad de potencia que lleves".

"No somos perfectos, pero cuando tengamos la presión encima, todos elevaremos el rendimiento. Es como Fernando Alonso. De manera natural encontrará una décima más cuando compita en la parte delantera y creo que eso nos pasará a todos".

"Cuando ya se huela y se saboree, de manera subconsciente trabajaremos más duro".

Boullier sugirió que tienen que mantener el control sobre las emociones más allá del primer gran premio de la temporada en Australia, porque un arranque demasiado exitoso también llevaría algunos aspectos negativos.

"Mi sueño es ganar en Australia, pero en realidad ser tercero podría ser mejor", sonrió.

"Si ganas en Australia, lo primero que tienes que hacer es sentarte con los patrocinadores, los accionistas y todo el mundo y decir: 'Para, es solo una carrera'. Ganar un campeonato es otra historia. Pero estaría feliz de tener ese problema!".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Fernando Alonso , Stoffel Vandoorne
Equipos McLaren F1
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas eric boullier, expectativas, f1, f1 2018, formula 1, formula 1 2018, mclaren, renault, zak brown