Melbourne condiciona la velocidad de los nuevos F1

El cambio de normativa en la categoría y la pretemporada hicieron prever que los monoplazas serían mucho más rápidos desde la primera carrera, pero la vuelta rápida ha mejorado en 2,459 el tiempo de 2016.

Una vez terminaron los ocho días de pruebas de la pretemporada 2017, todas los números parecían indicar que los nuevos Fórmula 1 –con más carga aerodinámica y más anchos– iban a ofrecer tiempos de récord a lo largo del año. Pero al llegar a la primera cita del Mundial, el circuito de Albert Park ha limitado el optimismo al respecto.

La pole de este sábado de Lewis Hamilton ha sido 1,6 segundos más rápida que la que él mismo logró en 2016 y solo los cinco primeros han logrado bajar el registro de hace 12 meses. Eso sí, con un monoplaza construido bajo una normativa que afrontará este domingo su primera carrera, frente al continuista W07 del año pasado. 

Ya en carrera, la vuelta rápida de Kimi Raikkonen (1:26.538) ha sido 2,459 segundos más rápida que la de Ricciardo en 2016 (1:28.997). Pero se ha quedado a 2,413 segundos del récord de pista de un F1 en Albert Park (Michael Schumacher, Ferrari, 2004, 1:24.125).

Pero los pilotos y responsables de los equipos subrayan que el trazado australiano no es una buena vara de medir e insisten en que los nuevos monoplazas irán expresando todo su potencial a lo largo de la temporada y, principalmente, en circuitos con curvas rápidas, donde la mayor carga aerodinámica marcará las diferencias. 

"Son mucho más rápidos y más divertidos de conducir. Estamos aquí para llevarlos al límite de lo que es posible y de lo que se ha logrado hasta la fecha", ha apuntado Sebastian Vettel, segundo clasificado este sábado. "En cuanto a errores, si los cometes a alta velocidad son más complicados de controlar".

"Los errores llegan sobre todo porque las distancias de frenado son demasiado cortas, las curvas llegan muy rápido. Creo que Hamilton hizo hoy la vuelta más rápida que se haya hecho nunca aquí, por lo que es mucho más complicado de lo que la gente cree", considera Sainz. "El circuito es muy complicado, como siempre, pero los coches también lo están haciendo aún más complicado de gestionar". 

Hamilton, protagonista este sábado igual que hace un año, subraya: "Por supuesto que pensábamos que sería más que esto, tal vez sea el circuito. Hoy estaba frío. Estoy seguro de que a lo largo del año el ritmo despegará". 

Monza será más lento

Quien también se ha mostrado notablemente sorprendido ha sido Felipe Massa, que regresa a la F1 después de retirarse en Abu Dhabi 2016: "Para ser sincero, creo que los coches estuvieron mucho más rápidos en Barcelona que aquí. Pensé que seríamos tres segundos más rápidos. No sé, tal vez el circuito esté un poco lento. Estoy seguro de que después de esto iremos en la dirección de Barcelona".

"Es solo el circuito, porque hay algunas rectas largas y tenemos más drag [resistencia al aire], más carga aerodinámica que el año pasado. Y luego están todas estas curvas pequeñas donde no ganas mucho tiempo. Barcelona tiene curvas más largas y tienes más agarre allí", explica Max Verstappen. "Dependerá de cada circuito. Por ejemplo, Monza será un poco más lento que el año pasado". 

Albert Park no es referencia

Paddy Lowe, nuevo jefe técnico de Williams tras su paso por Mercedes, deja claro que el trazado de Melbourne no reúne las características técnicas que los nuevos coches necesitan para destacar.

"Me sorprendió la diferencia de ritmo respecto al año pasado. Debo confesar que no he hecho un análisis específico, pero creo que este circuito quizás no realce las características que explota el nuevo reglamento. Creo que China será mucho más representativo, ya que es más similar al resto del calendario, como Barcelona", afirma Lowe.

"Aquí es imposible ganar cinco segundos. No hay muchas curvas de alta velocidad y los coches son realmente pesados, por lo que habrá ganancias y pérdidas por igual". 

"Obviamente hay un compuesto de neumático diferente y una situación diferente. Sabemos que los coches son más rápidos, pero hay un agarre diferente y unas condiciones de pista distintas. Veremos durante la temporada, cuando tengamos una media de diferentes circuitos, qué va a pasar. Creo que el coche ya fue más rápido en Barcelona. Aquí lo es un poco menos, pero la elección de neumáticos también va a hacer cambiar los niveles de agarre", subraya Eric Boullier, jefe de McLaren.

"Están más o menos donde esperábamos que estarían. Nunca lo sabes al 100% hasta que estás aquí, pero están cerca. La temperatura juega un papel clave, no puedes simular eso", añade, por su parte, Gunther Steiner, jefe de equipo de Haas.

Con información de Jonathan Noble, Andrew van Leeuwen y Erwin Jaeggi. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Australia
Pista Albert Park Circuit
Pilotos Lewis Hamilton , Felipe Massa , Sebastian Vettel , Carlos Sainz Jr. , Max Verstappen
Equipos Haas F1 Team , Williams , Scuderia Toro Rosso , Ferrari , Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas f1, f1 2017, gp australia, gp australia 2017, tiempos f1 2017, velocidad f1 2017