Mercedes afirma sus problemas de porpoising están "resueltos

Mercedes cree que ha resuelto sus principales problemas de porpoising en la Fórmula 1, y que en cambio sus problemas se deben ahora a lo rígido y bajo que tiene que rodar su coche.

Mercedes afirma sus problemas de porpoising están "resueltos
Cargar reproductor de audio

Mercedes ha tenido un comienzo difícil en la campaña de 2022, con su coche W13 sufriendo un problema de rebote y de fondo.

El fenómeno ha sido tan grave en sus coches que las quejas de George Russell y Lewis Hamilton sobre el dolor físico que están soportando ha provocado la intervención de la FIA para ayudar a mejorar la situación.

Pero después de un alentador fin de semana del Gran Premio de Canadá, en el que el equipo fue quizás el más competitivo en términos de ritmo en lo que va de temporada al terminar tercero y cuarto en carrera, el jefe del equipo Toto Wolff ha revelado cómo ha cambiado el enfoque de la escudería.

“El fin de semana de Montreal ha demostrado que el problema del porpoising - en el que el coche se mueve hacia arriba y hacia abajo a medida que aumenta la carga aerodinámica en la recta - se ha erradicado tras el trabajo que ha realizado el equipo”.

Pero como resultado de la configuración súper rígida y de baja altura de conducción que Mercedes ha necesitado para que su coche funcione correctamente, el problema para él ahora es cuánto golpea el coche el suelo cuando el circuito está bacheado.

"Creo que, en cierto modo, hemos diseccionado lo que definimos como porpoising o rebote, y es que el porpoising, que es el movimiento aerodinámico del coche, creo que está resuelto y lo hemos solucionado en Barcelona", explicó.

"Es más bien la conducción de los coches lo que realmente provoca los comentarios de los pilotos. Los coches son simplemente demasiado rígidos. La conducción en los bordillos es mala, la conducción en los baches es mala y yo diría que ahora, con la disección de este problema, se puede abordar mejor".

Wolff cree que el progreso que Mercedes ha hecho en el porpoising ha puesto su coche en una ventana de configuración similar a la de sus rivales - que también parecen estar sufriendo por lo rígido de la configuración que se debe utilizar en competencia.

Lewis Hamilton, Mercedes W13

Lewis Hamilton, Mercedes W13

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

"Lo que vemos en los coches es simplemente la rigidez", dijo. "Si miras algunos de los movimientos lentos de los dos coches de cabeza y de los Alpine, ves que están rebotando contra el bordillo de una manera muy dura”.

"Esto es de lo que se han quejado los pilotos, de la rigidez del coche. Esto es algo que tenemos que estudiar: cómo podemos reducir el impacto. Y, por supuesto, cuanto más suave sea la pista, mejor. Cuanto más bajos sean los bordillos, menos veremos este fenómeno".

Mientras que Canadá destacaba que Mercedes todavía tenía que aportar más rendimiento al coche, Wolff dice que la clave para progresar estaba en tratar de obtener más ritmo al coche en un rango más amplio de alturas de conducción.

También lee:

"Creo que tenemos que poner más carga aerodinámica en el coche e igualmente hacerlo con un coche que no es tan bajo en el suelo como esperábamos", dijo.

"Es una dirección clara: puedes ver que los coches van más altos. Es a partir de ahí donde tenemos que encontrar el rendimiento”.

También lee:
compartidos
comentarios
Red Bull: caja de cambios de Pérez no era nueva, pero debía aguantar
Artículo previo

Red Bull: caja de cambios de Pérez no era nueva, pero debía aguantar

Artículo siguiente

Horner: el problema de Mercedes es su coche, no las reglas de F1

Horner: el problema de Mercedes es su coche, no las reglas de F1