Fórmula 1
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
FP1 en
108 días
24 sept.
-
27 sept.
FP1 en
115 días
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
FP1 en
143 días
12 nov.
-
15 nov.
FP1 en
164 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP1 en
178 días

'Mirar en el pasado', parte 2, por Fernando Tornello

compartidos
comentarios
'Mirar en el pasado', parte 2, por Fernando Tornello
Por:
20 jul. 2019 13:19

Fernando Tornello nos cuenta más sobre el auto insignia de la era del efecto suelo y como esa tecnología los convirtió en misiles, no siempre para bien.

Tras la innovación presentada por Colin Chapman en su Lotus 78 del año 1977, en la temporada siguiente Lotus iba a arrancar con el mismo modelo, hasta que en Bélgica presentó el inolvidable Lotus 79.

Seguramente habrán leído que el efecto suelo en un auto de F1 se produce cuando se diseña el auto con el concepto de ala de avión invertida, para que se adhiera más al piso y doble a grandes velocidades en las curvas, justamente por esa succión hacia el asfalto que no lo deja despegar. También era necesario diseñar la parte inferior del auto con la mayor limpieza posible para canalizar el aire que entraba por la parte frontal y hacerlo salir por atrás con efecto de tubo Venturi, acelerando esa salida y ‘deportando’ el auto hacia abajo. Para mejorar ese tubo Chapman le agregó al Lotus 79 algo que ya había probado en el modelo anterior, las polleritas, skirts o minigonne, según se las conoció en distintos idiomas.

Esas polleritas iban a los costados del auto, bajo los pontones, y cerraban el espacio lateral para evitar que el aire se escape. Gracias a la utilización del motor Cosworth Chapman, junto a los ingenieros Ralph Bellamy y Martin Ogilvye, levantaron los caños de escape y dejaron liberada la zona posterior del modelo 79. La canalización de aire era casi perfecta.

La temporada 1978 comenzó en Argentina, con paliza de Andretti con el modelo del año anterior. Como les conté, el Lotus 79 apareció en Bélgica. El resultado fue que Lotus ganó 8 GP, seis con Andretti, campeón, y dos con Peterson. Por su parte, Ferrari ganó 5 GP, cuatro con Reutemann y uno con Gilles Villeneuve, justamente en su casa, Canadá.

En Bélgica, el modelo 79 arrancó ganando y logrando el 1-2 con Andretti y Peterson, justo el día del debut de Arnoux en F1. Enseguida lo bautizaron como la ‘Bestia Negra’, ya que en España volvió a ganar con el mismo resultado: Andretti-Peterson.

Mario Andretti, Lotus 79 Ford

Mario Andretti, Lotus 79 Ford

Photo by: LAT Images

En aquel momento Brabham había ideado otro sistema para contrarrestar a Lotus. Se acuerdan del ventilador? Si, lo hizo debutar en Anderstorp y ganó con Lauda aquel GP de Suecia. El ventilador en la sección trasera del BT46B extraía el aire que pasaba debajo del auto, pero fue prohibido ante las quejas de los rivales por las turbulencias que generaba. El reglamento decía que los autos no podían tener partes móviles que afectaran la aerodinámica. Lo prohibieron inmediatamente. Resultado? En Francia otro 1-2 de Lotus con Andretti y Peterson. Estuve en Paul Ricard aquel día relatando para una radio de Argentina, Reutemann estaba desarrollando las gomas Michelin, paró como mil veces e hizo el record en el final con gomas blandas.

De la F1:

Les quise contar todo esto para poner en contexto aquella impactante aparición del efecto suelo y los 'wing cars' en F1. FIA quiso prohibirlos ya que comenzaron a producirse accidentes serios cuando el auto se levantaba o perdía una pollerita y el aire se escapaba por los costados. Eran indominables para los pilotos.

Eso ocurrió trágicamente en la temporada ’82, con los accidentes de Villeneuve en Zolder y Pironi en Hockenheim. Todos recuerdan las fotos de la Ferrari de Gilles volando luego de impactar a Jochen Mass. Sucedió que Gilles iba rápido hacia boxes y se encontró al alemán. Creyó que Mass iba para un costado y cuando decidió la trayectoria ya no pudo corregirla y lo impactó. Al levantarse en la rueda del McLaren, la Ferrari perdió toda la sustentación y voló.

Semanas después, Pironi iba a superar a un rival en Alemania, éste se corrió hacia un costado, Didier aceleró por el otro y se chocó con Prost que iba más lento. Tampoco pudo cambiar la trayectoria de la Ferrari. Los autos parecían misiles teledirigidos. Desde ahí a la prohibición de los autos con efecto suelo todo fue un simple trámite. FIA hizo un reglamento en el que exigía fondo plano en los autos y 6 centímetros de despeje del suelo. Los 'wing cars' desaparecieron en la temporada ’83.

Todo terminó, aunque los ingenieros siguen diseñando los autos para lograr aquel efecto, lograr mayor downforce o apoyo y doblar más rápido. Un poco lo que logró Ross Brawn con el doble difusor del Brawn GP de 2009. El mismo personaje que hoy empuja a la F1 hacia aquellos buenos viejos tiempos. Ojalá tenga éxito.

Aquí puedes encontrar más artículos de Fernando Tornello...

Artículo siguiente
Bottas prueba el Toyota de WRC

Artículo previo

Bottas prueba el Toyota de WRC

Artículo siguiente

Helmut Marko recomienda a Sebastian Vettel cambiar de equipo

Helmut Marko recomienda a Sebastian Vettel cambiar de equipo
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Fernando Tornello