Los equipos enfrentarán chequeos de presión en frío a partir de Francia

La FIA introducirá a partir del GP de Francia nuevos controles en los neumáticos después de que hayan sido utilizados para garantizar que los equipos de Fórmula 1 no estén corriendo con presiones demasiado bajas.

Los equipos enfrentarán chequeos de presión en frío a partir de Francia

Después de que la investigación de Pirelli sobre las fallas sufridas por Lance Stroll y Max Verstappen en el Gran Premio de Azerbaiyán concluyera que la forma de utilizar los neumáticos provocó los incidentes, el proveedor de neumáticos de la F1 y la FIA han trabajado en nuevos protocolos.

En medio de la preocupación de que los equipos puedan haber estado utilizando los neumáticos por debajo de las presiones mínimas recomendadas por Pirelli, se han acordado nuevos procedimientos que deberían acabar con este comportamiento.

En una directiva técnica enviada a los equipos antes de la carrera de este fin de semana en Paul Ricard, la FIA recordó a los equipos que era su responsabilidad garantizar que la presión de funcionamiento de los neumáticos fuera superior a la estipulada en las prescripciones establecidas por Pirelli.

Sin embargo, se aceptó que actualmente no hay forma de controlar las presiones de funcionamiento de forma fiable, ya que los neumáticos no se pueden revisar cuando el coche está en la pista.

También lee:

Aunque los equipos disponen de sus propios sensores y datos para controlar la presión de los neumáticos, estos sistemas no son lo suficientemente fiables y los datos no son lo suficientemente sólidos como para constituir una prueba de las infracciones de las normas.

Por ello, en un intento de confirmar que los equipos mantienen la presión de los neumáticos de forma satisfactoria, ahora se comprobarán los neumáticos después de que hayan rodado en los coches.

Los juegos se seleccionarán al azar de las sesiones de entrenamientos y de clasificación, mientras que cada juego de carrera se comprobará después de haber sido utilizado.

Los neumáticos que se sometan a las pruebas tendrán sellos añadidos para garantizar que los equipos no puedan jugar con las presiones antes de las comprobaciones. No se permitirá volver a inflar el neumático.

La FIA ha establecido los procedimientos para chequeos de la presión en frío y deben ajustarse a la cifra que Pirelli considera que deben tener los neumáticos en frío.

Si se encuentran válvulas defectuosas o se descubren otros problemas que conduzcan a un control insatisfactorio, se permitirá un control de recalentamiento.

La FIA aclara que cualquier equipo que haya utilizado neumáticos que, después de la carrera, estén por debajo de la presión establecida por Pirelli, será denunciado a los comisarios.

También se están introduciendo más controles con cámaras de infrarrojos sobre la temperatura de los neumáticos para garantizar que los equipos no los sobrecalientan en sus mantas en un intento de aumentar las presiones antes de los controles previos a la carrera.

Mientras que antes los equipos sólo tenían que cumplir con las presiones mínimas de los neumáticos en la salida, ahora la necesidad de pasar revisiones después de carrera significa que no podrán utilizar los neumáticos de forma consistente por debajo de las cifras orientativas de Pirelli. Esto es especialmente importante en las carreras en las que los neumáticos se utilizan en distancias más largas, por lo que hay un mayor margen de maniobra para reducir las presiones.

Los nuevos chequeos de la FIA se adelantan a un nuevo sistema que se introducirá en 2022, en el que la F1 introducirá dispositivos obligatorios de control de la presión y la temperatura de los neumáticos que darán a la FIA y a Pirelli la información exacta que necesitan para juzgar mejor las condiciones de funcionamiento de los neumáticos.

En una reciente modificación del reglamento técnico de 2022, el artículo 10.7.3 establece: "Todos los coches deben estar equipados con sensores de monitorización de la presión y la temperatura de los neumáticos que hayan sido fabricados por un proveedor designado por la FIA con una especificación determinada por la FIA".

"Las llantas y los sensores de presión y temperatura de los neumáticos deben estar marcados de acuerdo con el esquema de coloración y etiquetado de las esquinas definido en el Apéndice del Reglamento Técnico y Deportivo".

Aunque Red Bull sufrió una falla en Bakú, el equipo emitió un comunicado el martes insistiendo en que había seguido los parámetros de los neumáticos de Pirelli "en todo momento".

 
compartidos
comentarios

Video relacionado

Pirelli revela los resultados de su investigación por las fallas en Bakú

Artículo previo

Pirelli revela los resultados de su investigación por las fallas en Bakú

Artículo siguiente

Gasly es uno de los pilotos top de la F1, asegura Tost

Gasly es uno de los pilotos top de la F1, asegura Tost
Mostrar comentarios