Opinión: Magnussen merece una segunda oportunidad en F1

Kevin Magnussen está cerca de regresar a la Fórmula 1 con Renault en el lugar de Pastor Maldonado, y Jonathan Noble dice que su retorno sería tan bueno para la categoría como para él.

Kevin Magnussen sabe una cosa o dos sobre los golpes de la escuela de la Fórmula 1.

Después de que se le dijo a finales de 2014 que su butaca en McLaren no corría peligro para el año siguiente, debió vivir la decepción de conocer a último minuto que Jenson Button seguiría dentro del equipo en 2015.

Luego, la oportunidad de regresar a la acción en el Gran Premio de Australia del año pasado para reemplazar a Fernando Alonso terminó antes de siquiera llegar a la parrilla.

A pesar de luego esmerarse detrás de escena en su rol de piloto de reserva durante la pasada temporada, las cosas no fueron en la dirección que el esperaba con los líderes del equipo.

Una nota en el día de su cumpleaños de parte de Ron Dennis finalmente confirmó que su contrato no sería renovado, y luego (quizás injustamente) fue criticado públicamente por el presidente de McLaren por no alcanzar los objetivos.

"El sabe sin ninguna duda que no rindió como debía haberlo hecho", dijo Dennis durante una conferencia de prensa en Abu Dhabi.

Las cosas no se veían bien.

Sin darse por vencido

En medio de toda esa dificultad -y habiendo visto terminadas sus esperanzas de llegar a Haas cuando el equipo eligió por Romain Grosjean- uno podría entender a Magnussen si hubiera decidido darse por vencido con su sueño de F1 para irse a otro lado.

De hecho, fuentes confirmaron a Motorsport.com que estuvo cerca de hacerlo luego de mantener charlas informales con Bryan Herta Autosport para competir en IndyCar en 2016.

Pero ahora, mientras PDVSA, patrocinador principal de Pastor Maldonado, tiene horas para resolver los problemas de pago que tiene con Renault para que el venezolano no pierda su lugar, Magnussen está a punto de concretar su regreso a la F1.

Y es un regreso que muchos fanáticos verían con buenos ojos. Le daría una especie de justicia poética luego de la mala suerte que ha tenido, además de que todo lo vivido puede que lo haga regresar como un piloto más fuerte.

Otra oportunidad

A pesar de que la F1 había sido tan cruel con él, en la mente de Magnussen siempre quedó esa sensación de trabajo sin terminar, al igual que muchos dentro de la categoría que creían que el joven piloto no había podido demostrar su verdadero potencial hasta ahora.

No fue solamente el debut con podio que Magnussen logró en el Gran Premio de Australia de 2014 (todavía el mejor resultado desde entonces) lo que lo destacó: no le faltó velocidad durante el resto de la temporada, si bien los resultados finales (y especialmente los puntos) no fueron tan buenos como los de su compañero de equipo.

Y si bien hubieron muy buenas razones para que McLaren eligiera a Button para 2015, lo que parece injusto es que eso dejó a Magnussen hasta ahora al borde del exilio de la F1.

El desamparado de la F1

Es una situación difícil la que encontró Magnussen, pero el sufrimiento, las frustraciones y la creencia de que no había mostrado todo su potencial en la F1 han quizás ayudado al danés a asegurarse un lugar destacado ahora.

Todos apoyamos a los más débiles, y sería una buena historia ver a Magnussen regresar de sus desilusiones y golpes para revivir su carrera en la F1.

A Renault también le gustaría la historia del hombre que llamó la atención de la F1 con trampolín de la Fórmula Renault 3.5, el cual cedió bajo la presión de aquella infame desclasificación técnica en Paul Ricard en 2013.

Como Cyril Abiteboul, director de Renault F1, reconoció el año pasado sobre el valor de su compañía al traer a jóvenes promesas: "Recibimos más al estar identificados como los que descubrimos a (Fernando) Alonso que por ser los primeros que permitimos a Lewis Hamilton estar al volante de un monoplaza (en la Fórmula Renault).

"Si preguntaras en el paddock, incluso a aquellos que conocen muy bien sobre la carrera de Lewis, Fernando definitivamente está conectado con Renault y Lewis jamás ha estado conectado con Renault.

"Así que necesitamos construir sobre eso y por eso yo creo mucho en tener un programa de jóvenes pilotos".

Magnussen encaja perfectamente en eso.

Segunda chance

Si Magnussen obtiene el asiento de Renault -la decisión es inminente- entonces él sabe que es una oportunidad que no debe dejar pasar.

Es bastante inusual que los pilotos de F1 reciban una segunda oportunidad, por lo que eso dice mucho sobre la fe que la directiva de Renault tiene en sus capacidades con el hecho de colocarlo en el equipo si el acuerdo con Maldonado finalmente colapsa.

Para la F1 también siempre es bueno tener una nueva ola de jóvenes determinados, especialmente uno con el carácter y la determinación de Magnussen.

Como le dijo a Motorsport.com el año pasado después de haber quedado afuera de McLaren, solamente queda una cosa en que enfocarse.

"Mis ambiciones no han cambiado", dijo. "Sé cómo ganar carreras, sé cómo ganar campeonatos y aún deseo ser campeón del mundo de Fórmula 1. Eso no cambió".

Puede que entonces hayan más momentos emocionantes en el horizonte, tanto para la F1 como para él, dependiendo de lo que llegue o no llegue desde Venezuela esta semana.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Kevin Magnussen
Tipo de artículo Comentario