Jolyon Palmer y su receta para mejorar resultados: "quemé mis calzoncillos"

Aún sin puntos en el mundial de este año y con la sombra de Kubica para ocupar su sitio en 2019, piloto británico recurre a la superstición antes del GP de Hungría.

Después de clasificar en 11 en Inglaterra y ver su coche parado incluso antes de la largada con problemas mecánicos, Jolyon Palmer ha tomado una decisión curiosa.

El piloto de Renault, que aún no ha sumado ningún punto en esta temporada y tiene la sombra de Robert Kubica en el backstage, por lo decidió quemar su ropa interior para tratar de acabar con la racha de mala suerte.

"Quemé mis calzoncillos, así que ahora eso se acabó. Yo no soy supersticioso, pero esa mala suerte tiene que acabar", dijo el británico en la previa de Renault para el GP de Hungría.

Sobre la pista de Hungría, el piloto confía en que su historial le pueda dar una ventaja.

"A mi me gusta de Budapest. La pista trae buenos recuerdos, como cuando gané allí en la GP2 en 2013. La pista tiene una naturaleza diferente de muchas otras en términos de curvas de velocidad lenta."

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Jolyon Palmer
Tipo de artículo Noticias de última hora