El accidente de Grosjean motivó innovaciones en Paul Ricard

El circuito Paul Ricard ha mejorado el equipamiento de sus vehículos de intervención, aplicando lecciones del accidente de Romain Grosjean en el GP de Bahrein de F1.

El accidente de Grosjean motivó innovaciones en Paul Ricard

Aún en la mente de todos, el accidente sufrido por Romain Grosjean a finales del año pasado durante el Gran Premio de Bahréin debe servir para algo. Si la increíble cadena de circunstancias pusieron a prueba los numerosos elementos de seguridad ya desplegados en la Fórmula 1, también llevará a los expertos y a todas las partes involucradas a aprender lecciones para mejorar aún más la protección de los pilotos y trabajadores en los circuitos.

La FIA publicó recientemente un informe completo del accidente, del que Grosjean salió sin lesiones graves pero con quemaduras importantes en la mano. Tras ese informe, comienza la búsqueda de posibles medidas para mejorar la seguridad.

Al margen del trabajo realizado por la FIA, otros organismos también han empezado a trabajar en soluciones que ya se pueden aportar. Es el caso del Circuito Paul Ricard, que ha avanzado mucho en la seguridad de sus pistas durante este invierno.

Ya habían anunciado la instalación de nuevos paneles de luz, pero ahora también han renovado sus vehículos de intervención. La pausa invernal, más prolongada de lo habitual por las repercusiones de la crisis sanitaria, ha brindado una oportunidad de oro para afinar esos aspectos imprescindibles.

También lee:

Tomando la iniciativa en la mejora de sus propios procedimientos, el circuito galo quería mejorar los tiempos de reacción en caso de un incidente al inicio de una carrera, y como resultado reforzó el sistema del coche médico.

A partir de ahora, el vehículo transporta a tres personas: un enfermero, un médico y un bombero. El equipamiento de este último ha cambiado significativamente, ya que podrá intervenir directamente sobre un posible incendio gracias a un nuevo extintor portátil, con una capacidad ocho veces mayor que la de un extintor normal.

Es muy importante señalar que en el contexto de un gran premio de Fórmula 1, los procedimientos de seguridad siguen siendo gestionados y controlados por la FIA. Por tanto, el coche médico del trazado de Le Castellet y su nuevo extintor sólo afectan a las competiciones en las que el circuito tiene el control de los procedimientos.

Sin embargo, estos avances se centran en cómo cada miembro del automovilismo puede aprender lecciones cuando ocurren noticias, con el objetivo de mejorar la seguridad de todos los involucrados en el mundo de las carreras, mucho más allá de la F1.

Los recursos humanos y materiales de que dispone un circuito como el de Paul Ricard garantizan unos tiempos de respuesta extremadamente cortos. Recordamos que el coche médico interviene entre 60 y 90 segundos después del aviso de un incidente; la ambulancia 30 segundos después (dependiendo de la distancia a recorrer); y la evacuación de una persona lesionada dura entre tres y 45 minutos dependiendo de la naturaleza de las lesiones.

Galería: repasa las fotos del simulacro realizado en Paul Ricard

1/13

Foto de: Morgan Mathurin

Les équipes de sécurité du circuit Paul Ricard
Les équipes de sécurité du circuit Paul Ricard
2/13

Foto de: Morgan Mathurin

3/13

Foto de: Morgan Mathurin

4/13

Foto de: Morgan Mathurin

5/13

Foto de: Morgan Mathurin

6/13

Foto de: Morgan Mathurin

7/13

Foto de: Morgan Mathurin

8/13

Foto de: Morgan Mathurin

9/13

Foto de: Morgan Mathurin

10/13

Foto de: Morgan Mathurin

11/13

Foto de: Morgan Mathurin

12/13

Foto de: Morgan Mathurin

13/13

Foto de: Morgan Mathurin

 

compartidos
comentarios
Por qué el último stint de Sainz genera ilusión en Ferrari

Artículo previo

Por qué el último stint de Sainz genera ilusión en Ferrari

Artículo siguiente

El nuevo pupilo con el que trabaja Jos Verstappen

El nuevo pupilo con el que trabaja Jos Verstappen
Mostrar comentarios