Por qué el GP de EEUU me dejó un gusto amargo

compartidos
comentarios
Por qué el GP de EEUU me dejó un gusto amargo
Felipe Massa
Por: Felipe Massa
27 oct. 2016 8:28

Felipe Massa explica en su columna la razón por la que su agarrada con Alonso durante el GP de EEUU le dejó con un gusto amargo.

Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams Martini Racing FW38 pit stop
Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams FW38
Felipe Massa, Williams FW38
Valtteri Bottas, Williams FW38; Felipe Massa, Williams FW38 y Nico Hulkenberg, Force India VJM09
Fernando Alonso, McLaren y Felipe Massa, Williams toque de ruedas

El GP de EEUU fue uno de esos fines de semana que me dejan con un gusto amargo. Hicimos un buen trabajo junto al equipo y a pocas vueltas del final tenía una buena oportunidad de haber terminado en quinto lugar, lo que habría sido una buena recompensa a nuestros esfuerzos.

Pero rebobinemos un poco a la fase central de la carrera cuando estaba delante del Toro Rosso de Sainz con seis segundos de ventaja.

Entré a boxes para la que debería ser mi último cambio de ruedas y pose los compuestos medios. Tan pronto como salí de nuevo a pista, hubo un periodo de coche de seguridad virtual y Sainz aprovechó la oportunidad para hacer su parada y consiguió salir delante de mi con una ventaja de cinco segundos.

En ese momento no estaba todo perdido y traté por todos los medios de conseguir la quinta plaza en las vueltas finales sabiendo que Sainz con los neumáticos blandos iba a sufrir mayor degradación que yo con los medios.

Por desgracia mis esperanzas fueron fastidiadas por Fernando Alonso. Unas vueltas antes del final de la carrera llegué al punto de frenada y Sainz me bloqueó un poco. Miré por los espejos y pude ver que Alonso estaba bastante lejos, así que abrí la trazada para tener una mejor salida.

Fue una pena que Alonso intentase un movimiento imposible, porque si yo no hubiera estado ahí, habría terminado fuera de la pista. Realmente el que yo estuviera allí le ayudó a tomar la curva, si miras la cámara del coche puedes ver que viene bloqueando las ruedas. Las suyas y las mías se tocaron y me echó de la pista.

No solamente perdí una plaza porque la colisión con el McLaren me provocó un pinchazo y gracias a un último pitstop pude acabar séptimo, pero mi amargura no terminó con la bander a cuadros.

Estaba seguro de que Alonso iba a ser penalizado por la acción que, de manera clara, me afectó y además, pasó luego a Sainz saliéndose de la pista. Los comisarios nos llamaron para que explicásemos lo sucedido, pero cuando estaba hablando con ellos me di cuenta de la expresión de los que estaban en la habitación  y comprendí que no iban a tomar ninguna acción.

No entiendo para que me llamaron si querían ser indulgentes con Fernando, lo podían haber hecho sin que yo estuviera allí. 

Acepto la decisión de los comisarios, peor personalmente creo  que se equivocaron en esta ocasión. Hablamos muchas veces de la falta de consistencia en las reglas de la F1 y este es un buen ejemplo. Es una pena que venga tras un fin de semana en donde hicimos lo mejor como equipo. Teníamos que haberle arañado seis puntos a Force India y sólo hemos recuperado dos.

Ahora afrontamos un exigente fin de semana en México y espero que lo que sucedió en Austin no sea decisivo en la clasificación del mundial de constructores.

Eso sería un insulto más.

Next Fórmula 1 artículo
Rosberg ante su gran oportunidad

Previous article

Rosberg ante su gran oportunidad

Next article

La historia detrás de la foto: Alonso golpea a Massa en Austin

La historia detrás de la foto: Alonso golpea a Massa en Austin

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Estados Unidos
Lugar Circuito de las Americas
Pilotos Felipe Massa
Equipos Williams
Autor Felipe Massa
Tipo de artículo Artículo especial