Por qué la batalla del campeonato 2017 de F1 va más allá de los pilotos

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton no son los únicos que se han enrollado las mangas para pelear por el título, los directivos también entraron ya al juego.

Hay algo muy apropiado en la forma en que se conoce a Azerbaiyán, “La tierra de fuego”, porque las tensiones en la lucha por el campeonato de Fórmula 1 estallaron espectacularmente entre los dos contendientes por el título.

Pero cualquiera que sea el lado que desee tomar en el debate entre los errores de Sebastian Vettel y los comportamientos de Lewis Hamilton, hay una cosa en la que todos están de acuerdo: los guantes están ahora para luchar por la gloria.

Era casi inevitable que el estilo de bromas de principio de la temporada entre los pilotos y equipos involucrados en una batalla de campeonato tan cerrada como la que estamos presenciando en 2017 se mantuviera y, por ende, terminaría en algún momento.

La conversación temprana en la temporada entre las dos partes había sido de respeto mutuo en ambos sentidos, con un respeto mutuo entre Vettel y Hamilton, mientras que Ferrari y Mercedes disfrutaban de una lucha épica entre dos gigantes por la gloria del campeonato.

De hecho, Hamilton mismo calculó que cualquier problema que pudiera existir en la temporada, tanto él como Vettel eran hombres lo suficientemente grandes como para no dejar que las cosas aumentaran.

"Creo honestamente que se mantendrá como está", dijo Hamilton después del GP de China. "Quién sabe, tal vez tendremos momentos en los que estemos juntos compitiendo fuertemente, y por supuesto que podría haber ese escenario en el que uno de nosotros piensa que algo es injusto, o que ha sido demasiado agresivo”.

“Pero somos hombres mayores, hemos recorrido un largo camino y hemos experimentado mucho. El respeto mutuo es el más alto que he sentido por otro piloto, especialmente de su calibre ".

Lo que Hamilton no podía haber previsto en ese momento era lo que el comportamiento bajo condiciones de un safety car podría traer. Las palabras que Lewis utilizó para calificar a Vettel tras el incidente en Bakú como "deshonroso" e "irrespetuoso" muestran cuánto le sorprendió lo sucedido.

Sin embargo, la rápida evolución de la situación entre Hamilton y Vettel no fue sólo sobre los acontecimientos en la pista en Baku, sino porque además ha habido corrientes subterráneas de la batalla entre Ferrari y Mercedes que han ido escalando.

La controversia de la quema de aceite

Sebastian Vettel, Ferrari SF70H urante el período de bandera roja
Sebastian Vettel, Ferrari SF70H urante el período de bandera roja

Photo by: Sutton Motorsport Images

A medida que los equipos llegaron a Azerbaiyán, una nueva directiva técnica emitida por la FIA con respecto al punto de conversación de la temporada, la quema de aceite como combustible, llevó la pelea a otro nivel.

En medio de las sospechas de que la FIA había encontrado o alertado sobre algo que un equipo estuviera haciendo sobre el tema del aceite, el departamento técnico de la F1 recordó a los equipos que consideraría como un incumplimiento a las normas cualquier intento de usar "componentes o sustancias adicionales en el combustible con el propósito de mejorar la combustión".

Tales decisiones de la FIA nunca llegan sin una buena razón. El rumor en la Fórmula 1 es que esto fue impulsado por las preguntas de Mercedes sobre áreas donde sospechaba que Ferrari había hecho algunos trucos inteligentes con su tanque auxiliar del aceite.

¿Fue esta la venganza ante los sistemas de suspensión que Mercedes y Red Bull planeaban correr este año y que fueron prohibidos en la víspera del inicio de la temporada?

Mercedes se mantuvo alerta sobre el asunto, y Ferrari negó enérgicamente que haya estado haciendo algo ilegal o que necesitaba cambiar algo a la luz de la postura más reciente emitida por el organismo rector del automovilismo deportivo.

Un asunto curioso es que el mismo fin de semana que la directiva técnica de la FIA fue emitida, Ferrari estaba más lejos de Mercedes de lo que había estado toda la temporada.

En realidad, la brecha de Bakú, aunque se debía más a los neumáticos y la potencia del motor (hay que recordar que Vettel utilizó un motor viejo), tendremos que esperar hasta Austria para averiguar si algo cambia cuando estemos en la Q3, cuando la potencia del motor se incrementa al máximo.

Cambios de la relación

Maurizio Arrivabene, director del equipo Ferrari con el Toto Wolff de Mercedes AMG F1 Accionista y Director Ejecutivo
Maurizio Arrivabene, director del equipo Ferrari con el Toto Wolff de Mercedes AMG F1 Accionista y Director Ejecutivo

Photo by: XPB Images

Con el problema de la quema de aceite como fin del asunto, y el choque entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel en el ojo del público, está claro que la intensidad de la batalla por el campeonato será la más alta.

De hecho, el jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, admitió el domingo por la noche que incluso antes de la carrera en Bakú, había señales tempranas de un cambio de las relaciones con Ferrari.

“Normalmente tomo un desayuno en Ferrari el domingo por la mañana. Hoy sólo tomé el té”, sonrió cuando fue preguntado sobre las consecuencias potenciales de la controversia sobre la quemadura de aceite y el choque de Vettel con Hamilton.

Hablando con más seriedad, Wolff espera que, sin importar cuál sea la situación que haya cambiado con Ferrari y qué tan intensa sea la batalla a partir de ahora, la relación entre ambos equipos no se desintegre por completo.

"Por supuesto, tenemos un gran respeto por Ferrari", dijo. "Es una compañía fantástica y una gran marca y hay tantas personas apasionadas en Ferrari y en Italia que los impulsan. Pero para mí, la analogía es con el rugby. Durante la carrera son nuestros enemigos y no tomarían prisioneros".

"Debemos ser capaces que cuando termine la carrera, tener una cerveza como jugadores de rugby y reconocer el rendimiento de alguien más, reconocer que todos somos guerreros y competidores feroces”.

"Sin embargo, estamos corriendo sobre una plataforma gigante que de alguna manera nos une".

Pero a medida en que las apuestas aumentan cada vez más, es difícil imaginar que las tensiones no aumenten, especialmente con el rendimiento entre los dos equipos tan cerca que cada elemento de su paquete es importante para el resultado.

Será fascinante también ver si Ferrari continúa su extraña regla de apagar ante los medios de comunicación a figuras importantes del equipo, una estrategia que ha permitido que Mercedes establezca la agenda pública, manteniendo el control de las historias y no perdiendo tiempo en especulaciones.

El beneficio para Red Bull

Ganador de la carrera Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13
Ganador de la carrera Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13

Photo by: Sutton Motorsport Images

Una verdadera batalla intensa entre Mercedes y Ferrari es, por supuesto, una gran noticia para los aficionados, que quieren ver una contienda por el título cada vez más emocionante, pero, esta situación también puede traer beneficios para Red Bull ya que le permite tener algunas oportunidades de recuperarse de sus frustraciones del inicio de la temporada.

Fue Daniel Ricciardo quien se benefició más de la situación entre Hamilton y Vettel en Bakú, y ahora es el piloto con mejor puntaje en las últimas cuatro carreras.

Además, si las aclaraciones técnicas comienzan a trabar a los que están por delante de su equipo, entonces Red Bull se encuentra en una posición privilegiada para beneficiarse.

"Es inevitable", dijo el jefe de Red Bull, Christian Horner, sobre la nueva ventaja adquirida por la batalla entre Ferrari y Mercedes. "Están luchando por un campeonato mundial, así que seguro que esto sólo va a elevar la intensidad de la batalla entre los dos. Además ha habido directivas técnicas sobre tanques auxiliares, combustibles y aceites, y así sucesivamente, que sólo se puede suponer que es fuego cruzado”.

"Si eso nos ayuda a estar en una posición más competitiva, entonces creo que podemos jugar un papel importante en este campeonato, sobre todo cuando entremos en la segunda mitad del año”.

La batalla por el título de F1 en 2017 ya no está en peligro de ser una aburrida carrera de dos caballos. Después de lo sucedido en Bakú dentro y fuera de la pista, hay un nuevo elemento que va más allá de los pilotos.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Azerbaiyán
Pista Streets of Baku
Pilotos Lewis Hamilton , Sebastian Vettel
Equipos Mercedes , Ferrari
Tipo de artículo Comentario
Etiquetas baku, f1, ferrari baku, gran premio de azerbaiyán, maurizio arrivabene, mercedes baku, toto wolff