Primer aviso para un equipo de F1 sobre suspensiones

Ya se ha pedido a un equipo de F1 hacer cambios en el diseño de su suspensión. Comienzan las inspecciones.

La FIA espera inspeccionar todos los sistemas de suspensión de los equipos de F1 antes de que finalicen los test de pretemporada la próxima semana, dando a entender que ya se ha pedido a un equipo revisar su diseño planificado para la temporada 2017.

Uno de los puntos de interés de la pretemporada está siendo la ambigüedad de los diseños en los sistemas de suspensión que benefician el apartado aerodinámico del coche, tanto a alta velocidad como en el paso por curva.

El interés en la cuestión comenzó con la aclaración solicitada por Ferrari al final de la temporada pasada sobre el uso de tales soluciones de “precarga”, respondiendo la FIA que no estarían permitidos.

Se asume que la finalidad de Ferrari era aclarar por qué se consideraban legales los sistemas empleados por Mercedes y Red Bull.

Nuevo reglamento

Antes de comenzar el primer test de pretemporada, la FIA publicó una directiva para aclarar lo que no estaría permitido.

Más allá, el objetivo era dejar claro que los equipos deberán demostrar que sus respectivos sistemas de suspensión se ajustan al reglamento.

La reciente directiva decía textualmente: “Si un equipo no consigue demostrar al Delegado Técnico de la FIA que el propósito de su diseño de suspensión es ofrecer amortiguación para el chasis y el piloto sobre las irregularidades de la pista, la FIA podría solicitar al equipo desmontar dicho sistema o inhabilitarlo”.

Motorsport.com ha sabido que como consecuencia de esa directiva técnica, y para asegurar que no hay sorpresas en el GP de Australia, ya han comenzado las inspecciones de los sistemas de suspensión de los equipos durante esta semana en Barcelona.

No se sabe aún a cuántos equipos se han inspeccionado las suspensiones, pero sí ha dado a entender que a un equipo se le ha pedido modificar su diseño para 2017 al no estar en la línea de las directrices dictadas por la FIA.

Tampoco se ha sabido cuál es el equipo que tiene que hacer los cambios, pero algunas fuentes sugieren que Red Bull –cuyo diseño podría no ajustarse a esta última directiva-, aún no ha sido inspeccionado.

El responsable del equipo Red Bull, Christian Horner, aseguraba antes de los test de pretemporada que la directiva no afectaba al diseño de su equipo, pero eso sólo podría asegurarse mediante una inspección física del órgano de gobierno de la competición.

“La FIA está aparentemente satisfecha con la forma en que hemos interpretado el reglamento”, declaraba entonces

Horner. “Si alguien tiene un problema, tiene el derecho de protestar”.

“Sólo podemos hacer caso del consejo recibido. Ciertamente, por lo que hemos podido comprobar no hay ningún problema”.

Malas noticias para los fans

Todo lo que rodea al aspecto de la suspensión ha sido puesto como el mejor ejemplo por el nuevo responsable deportivo de la F1 Ross Brawn de cómo el deporte toma rumbos inadecuados al invertir dinero en algo que no beneficia al público.

“En este momento ha surgido la controversia con los sistemas de suspensión” aseguraba en una entrevista con Sky. “Nadie los entiende y nadie sabe que se han invertido millones en ellos. Así que, ¿se puede decir que eso tiene valor en esta ecuación?

“Sé que tenemos que mantener el deporte en la vanguardia de la tecnología pero, ¿merece la pena todo esto?”.

“Ésa es la parte en que tenemos que jugar con la FIA y los equipos para encontrar el camino ideal. No será perfecto porque es algo delicado, la Fórmula 1, y lo único que puedes hacer es intentar dirigir las cosas; espero que avancemos en una dirección mejor”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento Pruebas pretemporada en Barcelona I
Pista Circuit de Barcelona-Catalunya
Tipo de artículo Noticias de última hora