Räikkönen cree que su calificación pudo ser mucho peor

Kimi Räikkönen, piloto de Ferrari, dijo que hizo lo más posible para limitar los daños en la calificación del Gran Premio de Austria y ahora mira a la carrera, en la que espera tener un buen ritmo.

Kimi Räikkönen, así como otros pilotos, se vio afectado por las banderas amarillas en la última parte de la tercera ronda de la calificación en Austria. A pesar de que el finlandés mejoró su tiempo en el Red Bull Ring fue desplazado hasta la cuarta posición por los Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton.

Gracias a la penalización de Lewis Hamilton, "Iceman" comenzará justo detrás de la fila delantera.

Raikkonen sugirió que el resultado fue una buena limitación de daño después de que encontró complicaciones en la sesión del viernes, colocándose sexto en la primera y segunda sesión. 

“Teniendo en cuanto lo difícil o lo malo, como se quiera ver, mañana arrancaremos desde el tercer lugar, así que por lo menos tenemos algo bueno”, dijo el piloto de Ferrari.

"Pudo haber sido mucho peor. El coche debe estar bien para la carrera. No ha sido muy fácil hasta ahora, pero creo que estamos en un lugar decente para empezar mañana”.

El finlandés agregó que su situación mejoró dramáticamente entre el viernes y el sábado, pero que todavía estaba obstaculizado por haber "perdido un día entero".

Él dijo: "Sabemos lo que estaba pasando (el viernes), pero no tenemos que hablar de eso. Todo fue mejor en la mañana (del sábado en la tercera práctica) y luego fue cuestión de encontrar el equilibrio y la puesta a punto. Obviamente estábamos un paso atrás, pero sacamos el máximo partido posible durante este día”.

A pesar de estar satisfecho con el resultado, Räikknen describió su sesión de calificación como "desordenada”.

Además de las banderas amarillas provocadas en Q3 por el Haas de Romain Grosjean, el finlandés también dijo que fue molestado por el Renault de Jolyon Palmer en la Q1, lo que le llevó a cambiar de superblandos a ultrablandos para una segunda salida no prevista y así asegurar su posición en Q2.

Describiendo el incidente de Palmer, Raikkonen dijo: "Fue en la segunda vuelta, era una buena vuelta, estaba en la última curva y él desaceleró, tuve que bajar mucho la velocidad y tuve que usar otro juego de neumáticos no planeado. Eso no era lo ideal”.

“En Q2 estaba bien. Obviamente tuvimos que cambiar el plan un poco. Luego en Q3, no fue tan malo. Había algunos coches en el último sector (durante la primera vuelta) en las tres últimas curvas que no ayudó. Luego, en la segunda vuelta, había banderas amarillas y no pude hacer nada”.

"El coche estaba bien, pero estaba un poco desordenado, pero como dije, estoy feliz de empezar tercero y creo que el coche está bien", agregó.

Con información de Lawrence Barretto

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Austria
Sub-evento Clasificación sábado
Pista Red Bull Ring
Pilotos Kimi Raikkonen
Equipos Ferrari
Tipo de artículo Reporte de la carrera
Etiquetas f1, ferrari, kimi raikkonen, sf17h