Renault no quiere ser uno de los más castigados en 2018

El equipo francés buscará tener un control de calidad más estricto en todos los componentes que se encuentran integrados en su unidad de poder a fin de evitar problemas en el 2018.

 

Humo de la parte posterior del coche de Jolyon Palmer, Renault Sport F1 Team RS17
Humo de la parte posterior del coche de Jolyon Palmer, Renault Sport F1 Team RS17

Photo by: Andrew Hone / LAT Images

Todas las escuderías que contaron con motores Renault en 2017 sufrieron problemas que dieron como resultado 320 sanciones y más de 80 puntos perdidos en la Fórmula 1, algo que fue catalogado como la peor temporada en fiabilidad por parte del jefe de Red Bull, Christian Horner.

Los franceses calcularon que su equipo en F1 perdió 45 puntos y el quinto puesto en la clasificación de constructores por problemas en su motor, a ellos se les suman los dos autos austriacos con un cálculo de casi 100 unidades perdidas entre ambos equipo.

Sin embargo, el jefe de Renault, Cyril Abiteboul, dijo que vigilarán con mucho más atención el proceso de fabricación y que solo cambiarán las partes que den problemas.

"Hay mucha más estabilidad en el sentido de que el motor es mucho más parecido al de 2017 de lo que era el de 2017 respecto al de 2016", dijo a Motorsport.com.

"Estamos cambiando solo las partes que supondrán una diferencia de rendimiento, mientras que el año pasado casi todo -del motor de combustión interna y el híbrido- era nuevo".

"También hemos cambiado nuestro proceso interno de acabado, siendo mucho más draconianos, más severos, en cuanto al kilometraje de un proyecto y a la aprobación de cualquier parte nueva".

"Tengo mucha confianza de que lo que estamos haciendo en el banco de pruebas es muy representativo y que tendremos un producto mucho más maduro desde la pretemporada".

Abiteboul dijo que realizó una "revisión en profundidad" de su departamento de motores, pero decidió que los cambios en los procedimientos serían suficientes para mejorar la fiabilidad sin una nueva reestructuración de su equipo.

 

 

El nuevo límite de motores condicionará los "botones mágicos" de clasificación

Red Bull también se quejó de la falta del llamado "botón mágico" que le impedía luchar en la Q3 con Mercedes y Ferrari, y Renault aseguró que estaba trabajando en ello para 2018.

Abiteboul dijo que el rendimiento de Renault en la última carrera, en Abu Dhabi, donde Nico Hulkenberg remontó una sanción de cinco segundos con Sergio Pérez, demostró que Renault está mejorando a la hora de extraer el máximo rendimiento de su motor.

También dijo que el nuevo límite de motores para 2018, que permitirá que cada piloto utilice solo tres unidades de potencia durante 21 carreras antes de ser penalizado, obligará a los fabricantes a priorizar la fiabilidad, lo cual hará que los mapas de clasificación sean menos potentes.

"El ritmo en Abu Dhabi mostró que hemos mejorado mucho en tratar de encontrar el mejor compromiso entre el rendimiento y la fiabilidad", añadió Abiteboul.

"Y habrá más el próximo año, aunque sabemos que las reglas harán que sea más difícil tener mapas exclusivamente para clasificación".

"Necesitarás tener solo tres motores por temporada, así que eso también es algo que debes tener en cuenta, porque el modo de clasificación es la combinación de truquillos como la quema de petróleo, que estará mucho más restringida, pero también se debe a dañar el motor".

"Espero que la mayoría de los fabricantes sean mucho más conservadores en la forma en la que hacen funcionar el motor, aunque nosotros también estamos analizando nuestras propias maneras de obtener más rendimiento en un número limitado de vueltas".

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula 1
Equipos Renault F1 Team
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas autos, castigos, coches, f1, formula, formula 1, puntos, renault f1, sanciones, temporada 2018