Ricciardo rememora su enojo tras la mayor decepción del año

Daniel Ricciardo aseguró que volvió directamente a su apartamento sin hablar con ninguno de los integrantes del equipo de Red Bull Racing después del error que le costó la victoria en Mónaco a principios de este año.

El australiano iba camino de su primera victoria en Mónaco el pasado mayo, pero esa posibilidad se le escapó entre los dedos cuando un fallo de comunicación hizo que llegara a boxes y Red Bull no tuviera los neumáticos preparados.

El tiempo perdido fue suficiente para entregar la victoria a Lewis Hamilton, y Ricciardo mostró su decepción no sólo en el podio, sino durante los días siguientes, como él mismo confesó.

En declaraciones a GP Gazette, la revista de Motorsport.com, el australiano admite que se fue directamente al apartamento tras la ceremonia en el podio y las declaraciones ante los medios de comunicación, y que no estaba dispuesto a ver a nadie del equipo Red Bull en ese momento.

"Básicamente, la única persona que vi después de la carrera fue a Helmut [Marko]. Estaba esperándome en mi habitación, supongo que para disculparse" -dijo Ricciardo-. "Entonces me fui directamente a mi apartamento".

"No es mi estilo quejarme ante nadie, por lo que creía que no iba a haber un buen ambiente para nadie, así que fue como 'dejadme un poco de espacio'".

"Hablé con Christian [Horner] el lunes después de la carrera, me llamó, y nuevamente se disculpó. Obviamente tardamos unos días en superarlo".

"Sabía que todo el mundo estaba destrozado: era una situación de mierda".

Para más información sobre el desastre de Ricciardo en Mónaco, así como información exclusiva sobre su temporada de 2016 y relación con su compañero de equipo Max Verstappen, echa un vistazo al último número de GP Gazette, aquí, a continuación.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Mónaco
Pista Monte Carlo
Pilotos Daniel Ricciardo
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora