Rosberg sabe que Hamilton no está contra las cuerdas

Con cinco victorias consecutivas de Fórmula 1 en su haber, Nico Rosberg podría ser perdonado por pensar que el momento está firmemente con él de cara al Gran Premio de China.

Pero el alemán sabe muy bien que tener un compañero de equipo como Lewis Hamilton no deja lugar para la complacencia - y que tendrá que trabajar al máximo si quiere mantener su racha actual.

De hecho, Rosberg no olvida que sus éxitos más recientes han debido mucho a las circunstancias ocurridas en las primeras vueltas, que han influido en la brillantez de su conducción.

Porque a pesar de la pole de Hamilton en Australia y Malasia, una mala salida en ambas ocasiones desencadenó incidentes en la primera curva que dejó al británico varias posiciones atrás.

Pero en lugar de sentirse aliviado porque el éxito de Hamilton se haya visto obstaculizado por sus problemas en la salida, Rosberg es consciente de que no va a llevar mucho tiempo a su compañero recuperar la forma inmediatamente.

"No me regocijo en sus asuntos", explicó el alemán tras el GP de Bahrein. "Estoy centrado en mi trabajo y en conseguir el comienzo perfecto como lo hice en Sakhir y así poder superarle. Eso es lo que me satisface por ahora.

"Al mismo tiempo, Lewis va a volver a ser tan fuerte como hemos visto estos últimos dos años, así que es sólo un momento".

La calma de Hamilton

La aceptación de Rosberg de que Hamilton sigue siendo una amenaza que está siempre presente viene de la confianza que el tricampeón del mundo está mostrando en este momento.

En tiempos pasados, era fácil percibir la frustración de Hamilton cada vez que perdía frente a su compañero de equipo, mientras buscaba respuestas sobre lo que había sucedido.

Esta vez - a pesar de esa racha de cinco victorias para Rosberg - sabe que lo que ocurrió en Australia y Bahrein no fue porque no pilotara lo suficientemente rápido: fue porque sus opciones murieron efectivamente con sus incidentes en la primera curva.

Por un lado, él está convencido de que la salida en carrera no se va a convertir en su talón de Aquiles en la temporada. "No van a serlo, así que no preocupa", dijo.

De hecho, Hamilton se mantiene calmado sobre dónde se encuentra, ya que sabe que tiene lo que se necesita para rendir.

"Este es un juego psicológico", explicó en Bahrein. "Es en parte un juego, una batalla, pero supongo que con la edad y la experiencia, yo estoy en el lugar más sólido psicológicamente hablando en el que he estado nunca. Y hay muy poco, o nada, que puede penetrar en mi mente y afectarme.

"A nadie le gusta perder y por supuesto todos mis chicos vuelven a la fábrica a trabajar con más fuerza, mis ingenieros hacen un trabajo fantástico, y podría haber sido fácil convertir mis dos poles en victoria - pero no lo hice.

"Todos sentimos el dolor de forma conjunta, pero les dije a los chicos que hay un largo camino por recorrer. No hay estrés. Vamos a trabajar tan duro como lo hemos hecho.

"No podemos ganar a todos - mira a Mohammed Ali en The Rumble in the Jungle (histórico combate que ganó ante George Foreman). Otro tipo dio por hecho que iba a ganar y no lo hizo".

En ese punto, los pilotos de Mercedes están de acuerdo: Hamilton no está contra las cuerdas todavía.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de China
Pista Shanghai International Circuit
Pilotos Lewis Hamilton , Nico Rosberg
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora