Sainz pide a la Fórmula 1 que deje a un lado las decisiones extremas

Carlos Sainz se refirió a las nuevas restricciones de radio y también a la medida tomada por la FIA sobre los límites de la pista. Además, habla de un Gran Premio de Hungría

El día comenzó en Hungría con la noticia de que la FIA había endurecido la restricción de la comunicación por radio entre equipo y piloto, y sobre ello fue preguntado Carlos Sainz en una entrevista con Movistar + F1. El español cree que la FIA debe aclararse definitivamente: "O se quitan las radios, o se ponen y se dejan. El extremo al que se llegó hace unos años de decirte cómo tomar una curva era estúpido, indecente en Fórmula 1. Pero llegar a los extremos que estamos llegando ahora tampoco es bueno.

"En la vida los extremos no es la forma en la que ir, tiene que haber término medio. Tienen que haber radios, nos tienen que ayudar, es imposible que notemos o veamos en el volante que la séptima marcha no va. Como dijo Fernando, somos personas, no máquinas. Nos pagan por conducir, no por detectar cambios en una séptima marcha que deja de funcionar. Mi conclusión es que o todo o nada porque, si no, es difícil de controlar porque hay muchos mensajes y muy diferentes, y muchas formas de interpretarlo y al final es un poco un desastre", explicó.

También habló sobre otra medida del máximo organismo, la de introducir sensores eléctricos en dos curvas del Hungaroring para detectar quién se salta los límites de la pista. "Los sensores no me parecen una mala idea, porque al final las máquinas no fallan o fallan muy poco y a ojo humano puede haber más discusión.

"Puede ser una buena solución, pero yo sigo pensando que lo más fácil sería una gravilla de un metro fuera del piano, que sabes que si la tocas pierdes tiempo, y luego o asfalto o más gravilla, eso me da igual y es la FIA la que debe decidir si es lo más seguro".

Un circuito interesante y difícil a una vuelta

Tras realizar el paseo de inspección del trazado, Sainz cree que, con las condiciones que tendremos el fin de semana, será una carrera con varias paradas: "El asfalto es muy parecido al de Austria. Se han quitado la mayoría de baches que había, que eran muchos, y con los compuestos y tanta curva y tanto calor puede ser un fin de semana con bastantes paradas".

Sobre el Hungaroring en sí, reconoce que no es fácil hacer una buena clasificación, lo que a su vez es muy importante para el domingo: "Es un trazado interesante. De cara al piloto hay que coger mucho ritmo. Y como sólo tenemos una vuelta en clasificación es difícil encontrar ese ritmo. Con la goma dura en diez vueltas terminarías siendo mucho más rápido porque enganchas una curva con otra y coges el feeling con el coche. Eso es lo que lo hace tan particular. En clasificación es difícil hacer una vuelta de la nada porque hay que ir con el ritmo alto".

Sin mejoras para Toro Rosso

El madrileño reconoció que en esta carrera no llevan actualizaciones, y que eso sólo ocurrirá en Alemania y en otra carrera más: "Aquí llevamos un coche muy diferente al de Silverstone, no tanto a nivel aerodinámico sino mecánico, que es lo que no conseguimos el viernes de Silverstone, y creemos que podemos ir en la dirección correcta. Pero lo que probamos en los test sólo es para refrigeración, no tiene nada que ver con rendimiento.

"En Alemania sí llevaremos la primera mejora después de diez carreras. Será la penúltima del año, y después habrá otra un poco más adelante, pero mucho más pequeña, para intentar compensar lo que los demás están mejorando", declaró.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Hungría
Pista Hungaroring
Pilotos Carlos Sainz Jr.
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas carlos sainz, gp hungria, gp hungria 2016, hungaroring