Sainz: "No hay problema con Max, lo prometo"

Carlos Sainz confía en que la intensa rivalidad entre él y Max Verstappen no va a terminar perjudicando a su equipo, Toro Rosso.

Las tensiones entre la pareja entraron en erupción una vez más en el Gran Premio de Australia, cuando Verstappen se mostró furioso por la estrategia del equipo y la negativa de Sainz a seguir las órdenes de permitirle pasar.

Pero Sainz ha restado importancia a los hechos, y dijo que el equipo había llegado a la conclusión de que no era justo hacerle apartarse cuando estaba luchando por posición.

Cuando fue preguntado por Motorsport.com sobre si al ignorar las órdenes se le vino a la mente que Verstappen hizo lo mismo en Singapur el año pasado, dijo: "Lo hizo, lo hizo.

"Pero al final todos sabemos que no había nada malo con lo que hice. Todos estuvimos de acuerdo en que se debio a las circunstancias. No había mucho que hacer en ese sentido.

"Ahora, mirando hacia atrás, todos sabemos que dar órdenes de equipo no era lo que había que hacer. Estábamos luchando para entender qué debíamos hacer y qué estaba pasando".

Sin problemas

Sainz cree que la situación en la carrera de Australia había sido sacada de contexto por la frecuencia con la que los mensajes de radio habían aparecido en la televisión - y dijo que no sentía la necesidad de hablar con Verstappen sobre lo que pasó.

"Hemos tenido una reunión obviamente", dijo. "Los dos estábamos un poco sin saber qué había sucedido, qué estaba pasando, pero estoy convencido de que no habrá problemas.

"En realidad hay nada de qué hablar. Si se piensa en la carrera, ¿qué es lo que se necesita hablar? Nada.

"Estábamos luchando un montón por la posición. Todo se solucionó y no hay absolutamente ningún problema, lo prometo."

Dura rivalidad

El GP de Australia no fue la primera vez en la que Sainz y Verstappen han estado involucrados en una pelea cerrada por las posiciones.

Y a pesar de que su competitividad podría abrir la puerta a dificultades en el futuro, Sainz no piensa que Toro Rosso se verá dañado por la competencia interna.

"Esperemos que no" dijo. "No tengo absolutamente ningún problema con Max. Por mi parte hacia él en Melbourne no pasó nada. Fue sólo una carrera más.

"Tal vez Max y yo somos los compañeros más cercanos [en términos de rendimiento] de todos los compañeros de equipo. Estamos siempre más o menos a media décima entre nosotros, y casi siempre en la misma posición en la pista, siempre un segundo pegado el uno al otro. Eso hace que sea más difícil para el equipo en ese sentido.

"Pero creo que los dos somos lo suficientemente maduros como para manejarlo. Es obvio que hay emociones durante la carrera. Obviamente hay mucho que hacer. Pero mirando hacia atrás sobre la carrera, los dos estábamos simplemente luchando como demonios durante todas las vueltas.

"Fue un buen espectáculo en términos de adelantamiento todo el desarrollo de la carrera. Simplemente el resultado no salió como esperábamos.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Carlos Sainz Jr. , Max Verstappen
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Noticias de última hora