Sergio Pérez y las claves de su éxito

El piloto mexicano rescató una temporada qué parecía perdida para finalizar con la séptima posición del campeonato de pilotos.

Sergio Pérez cumplió seis temporadas dentro de la Fórmula 1, pero 2016 fue su campaña más exitosa. Por primera vez en su historia sobrepasó los 100 puntos, 101 totales, lo que se traduce en un alto nivel de confiabilidad para el originario de la tierra del Tequila.

La mayoría de los números son los mejores de su carrera. A excepción de los podios, donde consiguió dos (Mónaco y Arzebaiyán), uno menos que 2012 en su segunda campaña con Sauber. En cuanto a los puntos, carreras terminadas y posición de clasificación fueron un paso adelante.

Checo finalizó en 15 ocasiones en la zona de los puntos, incluyendo una racha de 10 carreras consecutivas que inició en Alemania y que se prolongó hasta Abu Dhabi, la mejor de su historia. En la campaña apenas sufrió un abandono, en el Gran Premio de Austria, a consecuencia de un choque; un número similar al de la campaña 2015 cuando únicamente se retiró en Hungría.

Los 101 puntos representan un avance considerable en comparación con la campaña 2015 que, hasta ayer, era la mejor en su historia cuando obtuvo 78 unidades, 23 puntos menos que ahora.

La clave

Force India tuvo un inicio complicado de temporada. En las primeras cuatro fechas apenas sumaron cuatro puntos gracias al séptimo puesto de Nico Hulkenberg en Australia. Parecía que el VJM09, el monoplaza 2016, no sería competitivo.

“Mirar atrás, hace ocho meses, a la primera carrera en Melbourne y a los test de pretemporada, sabíamos que teníamos un año importante por delante. Era complicado porque no teníamos el ritmo, el coche no trabajaba bien, pero trabajamos fuerte y aquí están los resultados", expresó Pérez al terminar en Abu Dhabi a la cadena F1 Latinoamérica al momento de resumir su temporada.

Sin embargo, el jefe de operaciones de la escudería, Otmar Szafnauer, sabía que el verdadero potencial del monoplaza aún no se había exhibido y, un paquete agresivo de actualizaciones aerodinámicas preparadas en el túnel de viento fueron suficientes para que en Barcelona recuperaran la competitividad.

A partir del circuito de Cataluña, Checo y Hulkenberg fueron mejor. El avance fue tan notorio como la versión B del VJM08 de 2015 que llegó a mitad de temporada y permitió que el mexicano sumara un podio en Rusia. Ahora el efecto fue similar y apenas una carrera después de recibir las nuevas piezas ascendió al podio en Mónaco con un tercer sitio. De hecho, después de Barcelona sólo en dos carreras (Austria y Hungría) quedó fuera de los puntos.

Pero no sólo en carrera se observó lo significativo de las actualizaciones del monoplaza. El VJM09 combinado con la madurez de Sergio Pérez permitieron que en 14 ocasiones arrancara dentro de las cinco primeras filas, es decir, dentro de los 10 mejores. En el año finalizó en 15 veces dentro de los puntos, lo que significa que tuvo una efectividad de más del 100 por ciento en cuanto a su puesto de arranque al momento de convertirlos en puntos.

En promedio, Pérez arrancó en una posición 9.8 en el año mientras que finalizaba en la posición 8.6. En el año, el octavo puesto fue la posición que más repitió al cruzar la bandera de cuadros, esto sucedió en Italia, Singapur, Austin y Abu Dhabi.

Al final, la consistencia se volvió la mejor arma de Checo para tomar el séptimo sitio del clasificador general y convertirse en el mejor del resto.

El futuro

Sergio Pérez se tomó su tiempo para confirmar su continuidad en Force India. Las ofertas de Renault y Williams eran grandes opciones para el mexicano que al final declinó con un único propósito: tener una oportunidad en Ferrari para 2018.

Cuando Checo fue despedido de McLaren en 2013 luego de una temporada sin podios, su regreso a un equipo de primera línea se veía complicado. Tres años después, Force India se ha convertido en la mejor catapulta para Pérez en sus intenciones de volver a una escudería de primera línea.

La negativa de firmas con Renault fue a consecuencia de la obligatoriedad de un contrato de tres años, lo que hubiera cerrado sus puertas para un posible traslado a Ferrari que ya ha sido negociado, más no concretado.

Pérez tiene enfrente de sí, en 2017, un nuevo reto: demostrar una consolidación que convenza a Maurizio Arrivabene de ser el compañero ideal de Sebastian Vettel en 2018.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Sergio Pérez
Tipo de artículo Análisis