Los cambios que ayudaron a Mercedes en Mónaco

compartidos
comentarios
Los cambios que ayudaron a Mercedes en Mónaco
Giorgio Piola
Por: Giorgio Piola
Coautor: Matt Somerfield
31 may. 2018 15:27

Después de un desastroso GP de Mónaco en 2017, Mercedes admitió antes de la carrera de este año que estaban “enormemente preocupados” sobre sus expectativas.

Se ha considerado desde hace tiempo que ser el coche más largo de la parrilla de F1 implicaría un handicap en circuitos estrechos y revirados, incluso aunque los cálculos del equipo sugieran que la carga aerodinámica extra de este concepto compensa los 0,1 segundos de su distancia entre ejes. 

El equipo claramente trabajó duro para mejorar su plataforma y hubo varios cambios bajo la superficie que se introdujeron en el GP de Mónaco que ayudaron a seguir en la lucha, aunque Red Bull fue demasiado rápido para todos. 

Consciente de los retos de un circuito urbano de baja velocidad, los diseñadores alinearon seis generadores de vórtices encima del pontón en Mónaco.

Habiendo probado estos apéndices en los test post GP de España, estaban confiados de que añadirían rendimiento.  

Curvados hacia fuera bastante agresivamente, estos pequeños dispositivos de ajuste del flujo han sido instalados para mejorar el rendimiento aerodinámico de los pontones, retrasando la separación del flujo de aire y trabajando con él por encima de los pontones de manera más intensa. 

Má de Giorgio Piola:

El equipo hizo cambios significativos a los pontones para 2018, alterando los componentes internos, como los escapes y los radiadores, debido al estrechamiento de la carrocería externa y la búsqueda de más rendimiento. 

Perseguir el rendimiento del flujo interno a veces llega a costa del comportamiento aerodinámico general, lo que significa que los cambios de esta magnitud a menudo han tenido el efecto contrario para los equipos. Después de haber completado seis carreras, parece que Mercedes puede haber sufrido en este sentido, con los generadores de vórtices que volverán a ser utilizados de nuevo probablemente cuando se adapten a las características del circuito.

La refrigeración también es un factor clave en Mónaco, ya que las bajas velocidades del circuito dificultan la circulación normal del aire en el coche.

Es por eso que el equipo adoptó una nueva cubierta de motor, con una forma bastante diferente, que presenta una apertura superior como la que tuvo en 2017.

El equipo también realizó un importante cambio en la suspensión delantera el sábado por la mañana después de sufrir problemas de vibración con la versión que había usado hasta ese momento.

 
Artículo siguiente
Brawn cree que es "ingenuo" esperar sobrepasos en Mónaco

Artículo previo

Brawn cree que es "ingenuo" esperar sobrepasos en Mónaco

Artículo siguiente

Análisis técnico: Sauber presenta su mayor actualización hasta el momento

Análisis técnico: Sauber presenta su mayor actualización hasta el momento
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Mónaco
Lugar Monte Carlo
Equipos Mercedes Compra ahora
Autor Giorgio Piola
Tipo de artículo Análisis