Valentino Rossi y Ferrari en la F1: ¿ Pudo haber sido?

Toto Wolff, jefe de Mercedes, ofreció recientemente a Valentino Rossi una prueba en la F1, pero ¿qué tan cerca estuvo la estrella de MotoGP de dejar las motos y pasar a los coches hace 10 años? Charles Bradley lo comenta.

Fue hace poco más una década cuando la leyenda de MotoGP, Valentino Rossi, participó por primera vez en una prueba de F1 para Ferrari, en la que rodó a 0.7 segundos del tiempo de Michael Schumacher y en la que presentó su candidatura a un cambio de categoría que, de haber sucedido, habría sacudido al mundo entero.

Por primera vez, Rossi - con poca experiencia en coches- pudo incluir su nombre entre los Michael Schumacher, Fernando Alonso, Jenson Button, Felipe Massa, Nico Rosberg, Juan Pablo Montoya, Ralf Schumacher, Robert Kubica, Mark Webber y otros. Suena un poco irreal pensar en ello ahora, ¿no?

"No le di ningún consejo, no lo necesitó", dijo Schumi de esa prueba. Michael marcó un tiempo de 1m11.640s, con Rossi, que llevaba una especificación más antigua del coche y el motor, rodando en 1m12.362s. Realmente estuvo en ritmo, pero sólo los ingenieros podrían decir cuál era su verdadero potencial.

Rossi coqueteó siempre con la F1, probando con Ferrari varias veces entre 2004 y 2010. Gran parte del tiempo su declarada intención era "sólo divertirse", en un amor mutuo de dos leyendas italianas (Ferrari y el propio Valentino) unidas.

Pero Rossi ha sido siempre un absoluto competidor. ¿Sólo por diversión? ¡No creo que conozca el significado de esa frase cuando se baja la visera!

Así que, reflexionando sobre ese 'matrimonio' que hoy en día sonaría tan extravagante, ¿cómo de cerca estuvieron Rossi y Ferrari de unir fuerzas en el mundo de la Fórmula 1?

Hemos escuchado algunas versiones de que estuvo a punto de ocurrir. Por ejemplo, el padre de Rossi ha declarado que su hijo estuvo "muy, muy cerca" de hacer el cambio de categoría en ese período de 2006-2007. Era una época en la que, como mostró Lewis Hamilton con McLaren, se podía tener un impacto considerable con una cantidad adecuada de test, algo que tampoco era un problema en aquellos días.

Después de eso, el jefe de Ferrari, Luca di Montezemolo,  afirmó que habría elegido a Rossi para su tercer coche si las reglas lo hubieran permitido. Y podríamos pensar que Rossi se lo planteó seriamente si hubiera existido la posibilidad.

El primer sabor

Rossi probó por primera vez un Ferrari de F1 en Fiorano, en abril de 2004, llevando incluso un casco de repuesto de Michael Schumacher en lugar de uno de los suyos.

"Fue un día muy emocionante para mí", dijo en ese momento. "Conducir un coche de F1 fue una experiencia increíble, y fue genial para mí seguir los pasos de Schumacher por un día."

Schumacher, que estuvo presente en el test, comentó: "Por supuesto, le llevó un tiempo acostumbrarse, pero estuvo impresionante al final del día".

"Sé que ha hecho un poco de karting, pero al final, cuando tienes sangre competitiva en tus venas, sabes qué tienes que hacer".

Rossi tuvo una experiencia similar a mediados de la temporada 2005, esta vez con Marc Gené de consejero, y se notó que Valentino le estaba cogiendo gustillo: "Quería tener una mejor comprensión de un coche de Fórmula 1, fue intensivo e interesante", comentó.

"He sumado un montón de kilómetros, y empecé a comprender el comportamiento del coche". Quedaba la sensación de que quería mucho más....

La prueba en grupo en Valencia

Después de otro examen al final de la temporada de ese año, la verdadera prueba de fuego llegó en su primera aparición pública, durante la  sesión de entrenamientos de pretemporada en Valencia en 2006, en la que Rossi debía conducir un coche con motor V10. Los  pilotos de Ferrari, Schumacher y Massa, estuvieron al volante de otros monoplazas diferentes, por lo que era imposible comparar al italiano con los dos pilotos titulares.

"Tengo que decir que me sentí como en casa y no tuve ningún problema en particular, tal vez tengo que practicar un poco en la conducción en mojado", bromeó Rossi después de hacer un trompo en su primera vuelta con lluvia.

Y ese fue el momento donde la puerta de la F1 estuvo más cerca de abrirse. Rossi se quedó cerca de otro título de MotoGP en 2006, derrotado por un estrecho margen por Nicky Hayden, de Honda, pero insistió en que las pruebas de F1 -que ya sumaban más de mil kilómetros - "no eran una distracción".

Sin que nadie lo supiera,  los días de Schumacher en Ferrari estaban contados. Kimi Raikkonen se uniría al equipo en 2007 y se llevaría el mundial en su primera campaña con la Scuderia. Rossi también estaba en el año de final de su contrato, pero volvió a firmar con Yamaha en junio de 2006, para posteriormente llevarse dos títulos más de MotoGP.

Imagínense si se hubieran tomado decisiones diferentes en ese momento, las consecuencias habrían sido enormes tanto en el mundo de las motos como en el de los coches.

Rossi volvió a ponerse al volante de un Ferrari pocos años más tarde, conduciendo un modelo de 2008 con el departamento Corse Clienti, y tuvo más prácticas en Mugello y Barcelona. Sin embargo, aquello realmente parecían test de diversión, no unas pruebas serias como las de 2006.

¿La última oportunidad de Rossi?

Stefano Domenicali reflexionó después de la prueba en 2010: "Valentino pudo ser un excelente piloto de Fórmula 1, pero eligió un camino diferente. Es parte de nuestra familia y por eso hemos querido darle esta oportunidad".

"Estamos felices de estar juntos una vez más; dos símbolos italianos como Ferrari y Valentino Rossi".

Pero tal vez la última verdadera oportunidad de llegar a la F1 con Ferrari llegó, para Rossi, en 2009, tras la lesión de Felipe Massa por su terrible accidente en Hungría. Los problemas que pasó Luca Badoer en las dos siguientes carreras y el hecho de que hubiera muy poco que perder, hizo a Rossi contemplar la posibilidad de correr en Monza...

"Hablé con Ferrari sobre la carrera de Monza", comentó Rossi. "Pero sin haber probado, era algo poco lógico".

"Ya habíamos decidido que entrar a la Fórmula 1 sin hacer test era más arriesgado que divertido. No se puede entender el coche en tres días".

En cualquier caso, el coche de Ferrari en 2009 no era nada bueno. Pero, ¿qué hay de 2007? Tenían un monoplaza que ganó más de la mitad de las carreras de esa temporada -Raikkonen ganó seis y Felipe Massa tres-. Y eso nos hace preguntarnos qué habría sucedido si Rossi se hubiera marcado un John Surtees...

Conclusión

 ¿Se pueden imaginar qué grande habría sido la temporada 2007, un año en el que  Lewis Hamilton y Rossi hubieran debutado en la F1?

Si  a ambos se les hubiera dado el mismo tiempo de test de pretemporada, habría sido fascinante ver cómo ambos desarrollaban sus carreras.

¿Podría haber igualado Rossi en la competición de las cuatro ruedas su indudable habilidad con las motos? Sigue siendo uno de los mejores en MotoGP, y esa combinación de Valentino y Ferrari habría dado seguramente mucha repercusión a la F1 -y, por supuesto, despojado a MotoGP de su mayor atracción.

¿Cómo de real fue la diferencia de  0.7 segundos respecto a Schumacher aquel día en Valencia? ¿Creyó que era demasiado? ¿Vio Valentino datos de Schumacher que no podría igualar?

Al final, lo que ocurrió es que Rossi no estuvo del todo convencido de que sucediera. Después de todo, su pasión por las carreras de motos es su vida.

Y, cuándo acabas de ver a un campeón del mundo de la F1 retirarse a los 31 años, consideras que la decisión de Rossi de competir en motos hasta casi los 40 años es mucho más impresionante.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1 , MotoGP
Pilotos Valentino Rossi
Equipos Ferrari
Tipo de artículo Análisis