Suscríbete

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica
Fórmula 1 GP de Arabia Saudita

Wolff no quiere "señalar con el dedo" a nadie en Mercedes

El jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, no quiere culpar del pobre rendimiento del W13 a una parte en concreto del coche ni al motor de 2022.

Lewis Hamilton, Mercedes W13, Lance Stroll, Aston Martin AMR22, Alex Albon, Williams FW44

Después de ganar los últimos ocho títulos de constructores de manera consecutiva en la Fórmula 1, todos los de la era híbrida, Mercedes no ha empezado de la mejor forma posible el nuevo reglamento de 2022.

Lejos de la lucha por las victorias en las dos primeras carreras del año, los de Brackley lograron sumar un podio con Lewis Hamilton en Bahréin gracias al doble abandono de Red Bull, pero el británico solo pudo sumar un punto en Arabia Saudí tras acabar en la décima plaza.

El siete veces campeón del mundo se recuperó después de una actuación impropia de él, pues cayó eliminado en la Q1 por primera vez desde el Gran Premio de Brasil de 2017, pero en condiciones de seco y sin accidentes, hay que remontarse al GP de Gran Bretaña de 2009.

Su compañero, George Russell, terminó en la quinta posición en Yeda, detrás de los dos monoplazas de Ferrari y de Red Bull, por lo que el jefe de Mercedes, Toto Wolff, llegó a decir que la forma actual de los germanos era "dolorosa" y que era un "ejercicio de humildad" para la escudería después de tantos éxitos.

El principal problema de las flechas de plata ha sido el porpoising que experimenta el W13, sobre el cual Russell responsabiliza el 99% de los contratiempos del coche. Pero las escuderías motorizadas por Mercedes tampoco han tenido un inicio ideal en 2022.

En Bahréin, los equipos clientes de los alemanes ocuparon las seis últimas posiciones, mientras que solo uno de los ocho monoplazas con unidad de potencia de Mercedes llegó a la ronda final de la clasificación en Arabia Saudí.

Wolff consideró que era importante que su equipo no intentara culpar a ninguna área del coche o del motor, sino que era vital pensar en cómo recuperarse: "Ahora no hay que señalar con el dedo cosas individuales, funcionamos juntos como conjunto, y pienso que tenemos déficits en general que son mayores que los del motor".

También lee:
Toto Wolff, jefe de Mercedes en la Fórmula 1.

Toto Wolff, jefe de Mercedes en la Fórmula 1.

Photo by: Steve Etherington / Motorsport Images

"¿Estamos entre los mejores equipos en alguna de estas áreas? No, no lo creo", dijo a Motorsport.com. "Pero hay que recordar que esta unidad de potencia nos ha ayudado a ganar ocho campeonatos seguidos".

"Ahora solo tenemos que agarrarnos unos a otros por el cuello y, con todas nuestras fuerzas, salir de este lío", explicó el máximo responsable de Mercedes.

Los de Brackley ya están a 40 puntos de distancia respecto a los líderes del mundial, Ferrari, en solo dos carrera, mientras que George Russell, el piloto mejor clasificado del equipo, está a 23 de Charles Leclerc, que comanda la tabla individual.

Lewis Hamilton, a 29 del monegasco, después de la cita de Arabia Saudí dijo que para hablar del título se sentía "muy lejos", y que Mercedes estaba "aún más lejos de los de delante, por lo que tenían mucho trabajo por hacer".

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo previo Sergio Pérez defiende su bloqueo a Sainz en Arabia
Artículo siguiente VW alista decisión sobre Porsche y Audi en F1 para abril

Comentarios destacados

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica