Wolff no se arrepiente de los cambios de motor de Hamilton

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, no se arrepiente de haber elegido cambiar la unidad de potencia de su piloto y tomar las sanciones en el GP de Bélgica, pero admite que en Monza habría sido mejor.

Hamilton saldrá desde la última fila de la parrilla del domingo en Spa, después de recibir 55 posiciones de castigo como sanción por maximizar la disponibilidad de unidades de potencia para el resto de la temporada.

"En un algún momento teníamos que hacerlo", dijo Wolff. "Si nos fijamos en las diferencias en este circuito será muy difícil que se recupere para llegar a una buena posición.

"A toro pasado, si lo hubiéramos sabido, que no fue así, Monza habría sido una mejor elección.

"Estoy totalmente convencido de que según los datos y la información que teníamos antes de Spa, hacerlo aquí, recibir la penalización, tener un motor nuevo en el coche de Lewis antes, era la decisión correcta. Sin embargo, si hace calor [en la carrera] va a ser muy difícil que recupere para llegar a una posición sensata".

Admite el problema con los neumáticos

Wolff admitió que su equipo está sufriendo con la duración de los neumáticos este fin de semana y no han sido capaces de hacer durar el súper blando.

Aunque Nico Rosberg logró la pole con ese compuesto, sólo fue  quince centésimas más rápido que el Red Bull de Max Verstappen, una diferencia mucho menor que la habitual en esta temporada aunque Rosberg no tendrá que utilizarlo durante la carrera al haber pasado la Q2 con los blandos.

"Parece que vamos a luchar más que otros equipos con el sobrecalentamiento y las ampollas" dijo Wolff, "como consecuencia de ello, la diferencia habitual de un segundo que hay del blando al súper blando no se ha materializado, el súper blando no funciona.

"Los pilotos comentan que después de la curva 1 se pierde la parte trasera con los súper blandos. Nuestro ritmo con los blandos se puede considerar como normal, pero no somos capaces de extraer más rendimiento del más blando, porque la goma se da por vencida".

No hay una única razón

Wolff dijo que no había una única explicación del por qué de sus problemas este fin de semana.

"Siempre es una combinación de todos los factores, no hay un factor único que haga que se descontrole. El asfalto es muy abrasivo y con muchas piedras. Eso hace que los neumáticos se desgasten más. Es un círculo vicioso, cuanta más adherencia en el coche, más desgaste de los neumáticos y mejor ventana de utilización.

"Hay carreras donde eso nos beneficia, como Bakú, por ejemplo. Pero si todos los factores juegan en nuestra contra como un asfalto particular, el calor, las curvas de alta energía y los neumáticos súper blandos, sucede algo como lo que hemos visto.

"Si miras el calendario, en general, en veintiuna carreras, nunca vas a tener un coche perfecto en todas. Siempre hay un compromiso en el que hay que tratar de conseguir el mejor rendimiento medio posible en todas. Quizás tendremos que vivir con ello".

 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Bélgica
Pista Spa-Francorchamps
Pilotos Lewis Hamilton , Toto Wolff
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora