La influencia del primer japonés en F1 para el ascenso de Tsunoda

El ascenso meteórico del nuevo piloto de AlphaTauri Yuki Tsunoda a la Fórmula 1 es por derecho propio, pero no habría sido tan rápido sin Satoru Nakajima.

La influencia del primer japonés en F1 para el ascenso de Tsunoda

Pasar de ganar el título de la Fórmula 4 Japonesa a llegar a la Fórmula 1 en solo tres años, dos buenas temporadas en Fórmula 3 y Fórmula 2 mediante, es un registro espectacular para cualquiera. Pero todo podría haber sido bastante diferente sin la intervención de un tal Satoru Nakajima, que en 1987 se convirtió en el primer piloto japonés que disputaba una temporada completa de Fórmula 1 como compañero de equipo de Ayrton Senna en Lotus-Honda.

Además de dirigir su propio equipo en la Super Fórmula y SUPER GT tras salir de la F1, Nakajima también fue director de la Suzuka Racing School (SRS), que a lo largo de los años ha sacado un número considerable de pilotos que han pasado a representar a Honda al más alto nivel, destacando sobre todo Takuma Sato.

Pero la contribución más importante para descubrir el futuro talento japonés quizás fue la que Nakajima hizo en 2016, cuando Yuki Tsunoda llegó a la escuela.

Tsunoda fue uno de los cuatro finalistas que en 2016 compitieron por dos becas para que les financiaran completamente la temporada 2017 en la F4 japonesa y para hacerse con un lugar preciado en el programa junior de Honda.

Los otros eran Toshiki Oyu, Ukyo Sasahara y Teppei Natori, y las becas fueron para Oyu y Sasahara; el primero ya ha disputado una temporada de F4 y el segundo acaba de volver a Japón después de varios años en campeonatos europeos de monoplazas.

Pero por recomendación de Nakajima, Tsunoda recibió también apoyo por parte de la Suzuka Racing School y gracias a eso pudo disputar la temporada completa de F4 japonesa en 2017 con Kochira Racing, el mismo equipo con el que se estrenaron los nuevos pilotos junior de Honda que le habían ganado en la lucha por las becas, Oyu y Sasahara.

Mientras Oyu y Sasahara corrían bajo el estandarte del 'Honda Formula Dream Project', y se les cubrieron todos sus gastos (menos las 'tarifas de accidente'), Tsunoda y otro ex del SRS, Takuya Otaki, simplemente competían como 'SRS / Kochira Racing', y les cubrieron alrededor de la mitad de su presupuesto.

Sin esa ayuda, es posible que Tsunoda no hubiera podido obtener la experiencia necesaria para convertirse en candidato al título de la F4 japonesa en 2018 y, por eso, tiene mucho que agradecerle a Nakajima.

También lee:

Satoru Nakajima, Nakajima Racing

Satoru Nakajima, Nakajima Racing

Photo by: Masahide Kamio

En declaraciones a Motorsport.com, Nakajima recordó aquello: "(Tsunoda) fue muy rápido desde el principio y fue un poco desafortunado que no ganara la beca. Lamenté que ese chico con gran velocidad y conducción suave se quedara atrás, y logré conseguirle una beca (parcial)".

“Mi decisión dio sus frutos, pero en ese momento me preguntaba si estaba decidiendo lo correcto o no. Estoy bastante feliz de verlo en la F1, pero, sinceramente, no esperaba que subiera la escalera hasta la cima tan rápido. Me impresionó mucho su crecimiento y se nota su confianza en un coche de F1".

Con la ayuda del SRS, Tsunoda fue tercero en la F4 japonesa en 2017, detrás del junior de Toyota, Ritomo Miyata, y el mucho más experimentado Sasahara, superando a Oyu. A raíz de eso, se convirtió en un junior de Honda de pleno derecho en 2018, volvió a participar en el campeonato bajo el estandarte de HFDP y ganó el título por delante de Natori, que había ganado la beca SRS en 2017.

Además:

Yuki Tsunoda(HFDP/SRS/Kochira Racing)

Yuki Tsunoda(HFDP/SRS/Kochira Racing)

Photo by: Tomohiro Yoshita

Tsunoda y Natori fueron elegidos para competir en la Fórmula 3 Europea, cambiando la tendencia de que Honda invirtiera en la Fórmula 3 de Japón. Nobuharu Matsushita, Nirei Fukuzumi y Tadasuke Makino siguieron ese camino, pero ninguno de ellos logró el resultado deseado en la Fórmula 2, y se tomó la decisión de comenzar a enviar a los junior de Honda más prometedores antes a competir en Europa con la ayuda del nuevo socio de motores de la marca, Red Bull.

Como resultado, la cosecha de Honda en la F3 de ese año (totalmente japonesa, con Oyu, Sasahara y Sena Sakaguchi, ganador de la beca SRS 2015) fueron pasados ​​por alto en cuanto a competir en el extranjero y ahora están ejerciendo su oficio en las categorías nacionales de Super Fórmula y SUPER GT de Japón.

Sin la ayuda de Satoru Nakajima, quizás Tsunoda habría tenido un destino similar. Tal vez finalmente habría llegado a la F1 de todas formas, pero es poco probable que hubiera llegado a finales de 2020, que se hubiera convertido tan pronto en el primer piloto japonés en la máxima categoría desde siete años.

Yuki Tsunoda(SRS/Kochira Racing)

Yuki Tsunoda(SRS/Kochira Racing)

Photo by: Kenji Takada

compartidos
comentarios
El GP de Canadá 2021, bajo amenaza por el COVID

Artículo previo

El GP de Canadá 2021, bajo amenaza por el COVID

Artículo siguiente

La difícil decisión que enfrenta Mercedes: ¿F1 2021 o 2022?

La difícil decisión que enfrenta Mercedes: ¿F1 2021 o 2022?
Mostrar comentarios