El coche de Fórmula E para la quinta temporada será probado en Octubre

La primera prueba para el monoplaza que se utilizará en 2018/19 para la Fórmula E se realizará en Octubre, pero por ahora existen dudas sobre el potencial de la batería.

A partir de la temporada 2018/19, el coche de Fórmula E, construido por Spark Racing Technologies y alimentado por una batería de 54kWh de McLaren Applied Technologies (MAT), tendrá que ser suficiente para soportar la distancia de carrera, dejando de lado el contar con dos monoplazas por piloto por competencia.

Spark coordinará la prueba en octubre, que está ligeramente retrasada como resultado del tiempo extra tomado el verano pasado para decidir sobre un proveedor de baterías.

Originalmente, la FIA quería "ofrecer un paquete completo de productos a cada fabricante de automóviles antes del 1 de octubre de 2017."

La prueba de choque del chasis está programada para el 1 de septiembre y la primera sesión de prueba colectiva, con la participación de todos los equipos, también ha sido programada en febrero de 2018.

El mes pasado, los nueve fabricantes registrados recibieron información técnica inicial por parte de MAT, que es el líder del proyecto, para asegurar la integración de todos los requisitos del sistema y de la batería.

El coche está programado para ser homologado en agosto de 2018.

Entre los cambios para la temporada 2018/19 de Fórmula E está programado un aumento de potencia máxima de 200kW a 250kW.

Respecto al peso, se espera que el nuevo coche alcance los 930 kilogramos, 42 kilogramos más pesado de lo que se buscó inicialmente. Parte de la razón de esto es una batería de MAT más pesada que la esperada, que el director técnico de un equipo afirmó "estaría cerca de 350-360kg (con la exclusión de la estructura de seguridad) con 209 celdas".

La actual batería de Williams Advanced Engineering está hecha de cinco módulos de 33 celdas, lo que suma 165 en total.

Se cree que Spark Technologies está adaptando nuevos materiales al chasis, incluyendo piezas impresas en 3D, para compensar el extra del peso de la batería.

Motorsport.com también tiene información de que el el actual proveedor de baterías, Williams Advanced Engineering, ha realizado una prueba de ciclo de carga completa de caracterización simulada en un módulo de celdas de baterías.

Se cree que los resultados de esta prueba han visto una degradación en el rendimiento de la batería en hasta un 10 por ciento sobre el ciclo de trabajo que se tiene como objetivo para la temporada 2018/2019.

Esto significaría esencialmente, que la batería no duraría en los niveles necesarios para funcionar en un solo coche durante la temporada completa.

Se cree que la FIA se ha acercado a McLaren para tratar este tema. El proveedor informó que ya trabaja en resolver esta discrepancia.

Se espera que MAT haga planes para una reducción en la tasa de carga que afectará sustancialmente la duración de la batería. La empresa británica utiliza en la batería celdas derivadas de Sony Energy Devices, mientras que la estadounidense Atieva diseñará, desarrollará y fabricará los paquetes de baterías.

El proceso industrial para asegurar que la batería 2018/19 proporcione el rango necesario para una carrera completa está en marcha entre MAT y la FIA, que se cree que sigue utilizando un equipo de especialistas independientes.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Formula E
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas formula e, kwh, mclaren applied technologies, spark