¿Es la llegada de la Fórmula E a Nueva York un reto para la F1?

La Fórmula E ha conseguido establecer Nueva York como sede de una carrera antes que la Fórmula 1. Sam Smith se pregunta qué es lo que realmente significa para el deporte.

Mucha gente, incluido Bernie Ecclestone, han intentado por activa y por pasiva a lo largo de los años acercarse a la Gran Manzana en un intento de celebrar una carrera internacional de automovilismo en una de las grandes ciudades del mundo.

Sin embargo, ha sido el dueño de la Fórmula E, Alejandro Agag, quien ha conseguido el premio, y está saboréandolo con gusto antes de que en 2017 debute en el calendario.

El automovilismo llega a Nueva York. El Santo Grial de la industria de las carreras en términos de ubicación y prestigio ha sido encontrado.

El próximo julio, la Fórmula E va a lograr algo que muchos han tratado de lograr y no han conseguido.

Por qué es un gran acuerdo

¿Por qué un carrera en la ciudad de Sinatra, De Niro, Warhol, Wall Street, Carnegie Hall y Woody Allen es tan apreciada? La respuesta es que los fabricantes, patrocinadores y la gente que lo hace está compensada con las oportunidades comerciales, de marketing y de marca que un evento en la 'Megatropolis' puede proporcionar.

A parte del hecho de que la Fórmula E es relevante para las principales compañías de automóviles y sus proyecciones de venta en los próximos 10 o 20 años, celebrar una carrera en Nueva York es un golpe deportivo que trasciende al deporte en sí.

El circuito, como tal, se ve como un reto, y tendrá como telón de fondo la Estatua de la Libertad y el bajo Manhattan. Los pilotos están impresionados.

"Far play con Alejandro y su equipo. Han conseguido lo que era aparentemente imposible", dijo Sam Bird a Motorsport.com

"Se va a demostrar que las grandes ciudades de todo el mundo quieren estar en la Fórmula E, lo cual es una muestra de cómo han llegado las cosas en un corto espacio de tiempo. Al final se trata de un campeonato muy deseable para tenerlo en una gran ciudad".

"La Fórmula E tiene un gran USP. Por eso me encanta y por eso estoy orgulloso de ser parte de ello".

Uno de los pilotos más nuevos en la categoría, Adam Carroll, de Jaguar, estaba emocionado con la posibilidad de correr por la Gran Manzana, y dijo: "Al igual que mensajes para la tecnología, la Fórmula E va directo a las personas en lugar de esperar que las personas vengan a ella".

"La Fórmula E hará lo que la Fórmula 1 no pudo hacer, y eso es algo increíble. Correr en Nueva York será un sueño. Nadie lo ha hecho nunca antes, vamos a ser los primeros, y eso es algo muy especial".

¿Superando a la Fórmula 1?

La Fórmula ha tratado de conseguir una carrera en Nueva York durante 35 años. El primer gran esfuerzo llegó en 1983, cuando una carrera en Flushing Meadows, Corona Park y cerca del Shea Stadium pudo hacerse realidad pero no lo hizo.

Recientemente murió antes de llevarse a cabo el proyecto de New Jersey, que pretendía acoger una carrera alrededor del Port Imperial. Un gran número de proyectos han ido cayendo por el camino, pero ahora Alejandro Agag lo ha hecho realidad, ha conseguido una pista homologada por la FIA.

En el lugar donde se desarrolló la película 'La Ley del silencio', Agag y su visión totalmente eléctrica es ahora estudiada como un verdadero 'aspirante'.

La pregunta que surge de la Fórmula E es por qué atrae a fabricantes de renombre en el mundo del automóvil y los coches eléctricos. Con la carrera de Nueva York, unida a otros lugares de prestigio como Montreal, París, Berlín y Londres, la pregunta parece ya innecesaria.

La Fórmula E está rindiendo por encima y más allá de lo que se dijo que haría desde el principio. Y las comparaciones entre la Fórmula E y la Fórmula 1 son, por el momento, innecesarias.

Sin embargo, en el futuro podrían ser más clarividentes.

La Fórmula 1, con el tiempo, tendrá que aceptar un cierto nivel de ingeniería eléctrica avanzada. Por supuesto que en cierta medida ya lo hace con sus motores híbridos actuales, pero es probable que también afecte a transmisiones completamente eléctricas en los próximos 10 o 15 años.

La competición tiene que mantener la relevancia en lo que ocurre en carretera y en la sociedad en general, sobre todo cuando se trata de movilidad y conectividad.

Renault y su alianza con Red Bull Technologies, Williams Advanced Engineering, McLaren y Qualcomm son todo nombres que están en ambas series. Por lo tanto, las comparaciones son naturales, especialmente para el aficionado casual, que será clave para el futuro crecimiento del deporte de motor en las dos próximas décadas.

El punto interesante, en el futuro de ambos campeonatos, sería qué puede adoptar cada una categoría de la otra, especialmente en términos de futuro. ¿Se preguntará la Fórmula 1 por qué está compitiendo en una pista de aterrizaje rural en Northamptonshire (Silverstone) cuando su futuro hermano está en el corazón de Nueva York, París y Berlín?

El mundo está cambiando rápido

La sociedad, y la forma en la que las nuevas generaciones están consumiendo, está cambiando a un ritmo nunca visto anteriormente. La tecnología está creciendo cada vez más rápido, y adaptarse a ello será una habilidad clave que debe adquirir cualquier evento deportivo en el futuro.

De momento, por supuesto, la Fórmula 1 no tiene que responder a esa pregunta que mencionábamos antes directamente, porque 100.000 aficionados parecen encantados de ir a un lugar como el de Northamptonshire, afortunadamente.

Pero además de Melbourne, Montreal, Singapur y Mónaco, la Fórmula 1 visita algunos lugares curiosos -al lado de un parque acuático en las afueras de Budapest, un edificio de hormigón en descomposición en Sao Paulo, o un brillante pozo de petróleo de un dictador en Azerbaiyán.

Conclusión

La grandes preguntas llegarán si el comercio empieza a oscilar desde la Fórmula 1 a la Fórmula E, pero podría tardar una década hasta que eso si acaso pudiera empezar a ocurrir.

La evidencia es que la mayoría de fabricantes no han sido del todo seducidos por la Fórmula E, que han ido por su propia voluntad a vender su tecnología futura.

Si aumenta el dinero, lo cual podría ocurrir si los grandes fabricantes compiten entre sí, ¿será lo suficientemente fuerte la Fórmula E para gestionarlo?

Es una pregunta que llevará tiempo resolver.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Formula E , F1
Evento Nueva York ePrix
Pista Calles de Nueva York
Pilotos Adam Carroll , Sam Bird
Tipo de artículo Comentario
Etiquetas eprix nueva york, formula 1, formula e, nueva york