Porsche no fue culpable por la muerte de Paul Walker

Un juez de Distrito en Estados Unidos señaló que no existe evidencia suficiente para determinar si el auto tenía todos los componentes de seguridad.

El Juez de Distrito en Estados Unidos, Philip S. Gutiérrez ha determinado que Porsche no fue culpable del accidente donde perdieron la vida Paul Walker y Roger Rodas en 2013.

La demanda fue puesta por la esposa de Rodas, Kristine, quien asegura que su esposo falleció porque el Carrera GT que iba manejando no tenía varias medidas de seguridad incluidas la “jaula d choque” y una célula para el combustible. La demanda también decía que la suspensión falló antes del choque.

En su determinación, Gutiérrez mencionó que no había evidencia suficiente para determinar si el auto tenía o no todos los componentes de seguridad. El juez también dijo que no había evidencia de que la suspensión del Carrera GT había fallado antes del choque. Como lo explicó el juez, “El demandante no ha dado más evidencia que la muerte de Rodas ocurrió como resultado de algo malo que haya realizado el demandado”.

Rodas buscará apelar está determinación y Porsche todavía está implicado en dos demandas, una del padre y otra de la hija de Paul Walker. En la demanda, Porsche dijo que el Carrera GT en el que venía Walker no tenía el mantenimiento adecuado y estaba modificado, y que esos factores contribuyeron al choque.

A pesar de estas demandas contra Porsche, El Sheriff del Condado de Los Ángeles y la patrulla de autopistas de California concluyeron que el choque fue el resultado de la alta velocidad y el poco juicio de Roger Rodas. El reporte de la autopsia de Walker indicó que estaba viajando a un exceso de velocidad de 160 kms/h cuando chocó, pero el Sheriff del Condado de Los Ángeles pone el número en 149kms/h

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series General
Tipo de artículo Noticias de última hora