Las mejores historias de 2018
Tema

Las mejores historias de 2018

Las mejores historias de 2018, #20: Un VW eléctrico rompe el récord de Pikes Peak

compartidos
comentarios
Las mejores historias de 2018, #20: Un VW eléctrico rompe el récord de Pikes Peak
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
13 dic. 2018 14:29

Motorsport.com inicia su conteo anual con las 20 historias que marcaron el año en el deporte motor. La primera de ellas es la hazaña de Volkswagen en Pikes Peak con un prototipo eléctrico.

Cuando Volkswagen llevó su prototipo eléctrico I.D. R al ascenso de Pikes Peak este año, su retórica reivindicada trataba sobre la conquista del récord eléctrico. Pero una vez que se veía la escala del proyecto y la calidad de las personas involucradas, pronto nos dimos cuenta de que el verdadero objetivo era romper la marca absoluta de Sébastien Loeb.

Las regulaciones del evento estaban tan abiertas como las que se pudieron encontrar en 2018, con solo los niveles de seguridad (incluida una extraña sirena de 120db para advertir que un vehículo se aproxima) y cuatro ruedas obligatorias para cualquier vehículo inscrito en la categoría de automóviles. Eso permitió que VW pusiera todos sus conocimientos técnicos, pero significaba que tendría que vencer a los rivales de motores de combustión interna para lograr su meta.

El camino que asciende a Pikes Peak es uno de los mayores desafíos del deporte motor: su camino tiene 156 curvas a lo largo de una ruta de más de 19 kilómetros. Sin embargo, la complicación adicional para un automóvil con un motor de combustión interna es el cambio de altitud de 1,440 metros, lo que conlleva una pérdida resultante de la densidad del aire, lo que significa que cualquier cosa que requiera oxígeno para funcionar se asfixiará cuanto más ascienda. Eso no es un problema para un motor eléctrico.

Los principales problemas que recaían en VW y en el modo de conducir de Romain Dumas eran los que no podía controlar a pesar de una planificación meticulosa: el clima de montaña hace lo que le plazca y cuando los organizadores decretaron que la categoría de motocicletas serían las primeras en salir al circuito, los incidentes se hicieron presentes retrasando a los competidores de la categoría de automóviles. A ello se sumó un espectador que requería atención médica, lo que causó más demora, todo esto mientras el equipo de la marca alemana observaba las nubes rodar, a veces ocultando la montaña por completo.

En un evento de este tipo, donde solo se tiene una oportunidad, si el prototipo se quedaba detenido, se pinchaba un neumático, o sufría una avería, no existirían segundos chances, al menos no en ese año, por lo que todos los que fallan tienen que esperar al año próximo para intentarlo de nuevo.

Cuando Loeb rompió el récord lo hizo con un Peugeot 208 que contaba con mucho empuje, una potencia de frenado por cada kilo que pesaba (859). El VW, gracias a todas las baterías requeridas, pesaba 1000kg. Eso significaba limitar los motores a 250 kW, ya que más potencia significaba aún más peso. El prototipo producía aproximadamente 650bhp, con una entrega de potencia superconcentrada con un par casi instantáneo, a menos que las baterías se calentaran o enfriaran demasiado.

Para ayudar a obtener una ventaja, VW reclutó al ex director técnico de F1, Willy Rampf, para desplegar su talento en la aerodinámica, y él aceptó creando un alerón trasero de 2.4 metros. Esa densidad de aire más delgada que se mencionó anteriormente también le robaría apoyo aerodinámica a medida que ascendiera, pero a medida que la resistencia también se reduce, esencialmente significa que cuanto más grande fuera el alerón es mejor.

Galería
Lista

Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
1/10

Foto de: Volkswagen Motorsport

Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
2/10

Foto de: Volkswagen Motorsport

Checkered flag #94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

Checkered flag #94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
3/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
4/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
5/10

Foto de: James Holland

Romain Dumas

Romain Dumas
6/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
7/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
8/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
9/10

Foto de: James Holland

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak

#94 Romain Dumas, Volkswagen I.D. R Pikes Peak
10/10

Foto de: Volkswagen Motorsport

Sébastien Loeb estableció su récord en 2013 con un tiempo de 8m13.878s, y Romain Dumas lo rompió registrando el primer ascenso en menos de ocho minutos. Su tiempo de 7m57.148s probablemente se mantendrán por muchos años (aunque dijimos eso sobre la marca de Loeb en ese momento), pero el propio piloto estimó que podría ir más rápido en condiciones perfectas.

Dumas tuvo suerte, porque a medida que la nube avanzada, colocaba algunas gotas de lluvia fina en el sector medio, provocando que él tuviera más cuidado en esas curvas, pero su visión no tuvo obstáculos. Además de frenar temprano para la última horquilla para "no correr ningún riesgo", estaba lo suficientemente contento de haber hecho lo necesario.

Después del exitoso ascenso de Dumas, tuvo que esperar un tiempo para descender de la cima situada a 4,300 metros de altitud. Él ocupó su tiempo rociando un poco de champán en los camarógrafos, y “disfrutando” de una “hamburguesa con queso” de la cafetería donde todos aquellos que alcanzan la bandera a cuadros reciben una comida gratis. Mientras lo hacía, los cielos se abrieron, con una tormenta de granizo y nieve que interrumpió el evento para muchos de los competidores siguientes.

Con la histórica victoria, VW dice que solo volverá cuando alguien supere su marca. Después de todo, ha pasado un tiempo desde que un automóvil eléctrico venciera al resto en suelo estadounidense. Riker Electric Motor Company ganó una carrera de cinco vueltas en torno al óvalo de Narragansett Trotting Park de una milla en 1896. No olviden también que los primeros récords de velocidad en el sector automotriz a finales del siglo XIX también fueron establecidos por los coches eléctricos.

Si bien los autos que funcionan con motor de combustión han gobernado el mundo durante un siglo o más, aquí hay más evidencia que sugiere que sus días están contados.

Artículo siguiente
VW I.D. R destruye el récord de la colina en Goodwood

Artículo previo

VW I.D. R destruye el récord de la colina en Goodwood

Artículo siguiente

Todos los ganadores de las carreras principales en 2018

Todos los ganadores de las carreras principales en 2018
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Hillclimb
Evento Pikes Peak
Pilotos Romain Dumas
Equipos Volkswagen Motorsport
Autor Charles Bradley