Esteban Gutiérrez llega a su primer amor: IndyCar

En entrevista con Motorsport.com, Esteban Gutiérrez recuerda cómo su pasión por el automovilismo nació con las visitas de Champ Car a México. Ahora inicia una historia en un monoplaza que hasta ahora lo ha cautivado.

Hace 10 años, el camino de Esteban Gutiérrez dentro del deporte motor lo llevaba a uno de sus pasos más importantes: su primera participación en una serie de monoplazas. La categoría elegida fue la Fórmula BMW Estados Unidos y, en aquel tiempo, el piloto mexicano no soñaba con Fórmula 1; su meta estaba en Champ Car.

“Ha sido una gran experiencia la que me tocó vivir en Europa y de Estados Unidos tengo buenos recuerdos como cuando competí en la Fórmula BMW. Estoy muy emocionado por reencontrarme con otras viejas pistas que ya manejé”, dijo el piloto mexicano en entrevista con Motorsport.com luego de ser anunciado como el sustituto de Sébastien Bourdais para la doble ronda en la Belle Island en Detroit este fin de semana.

El desafortunado accidente del cuatro veces campeón de Champ Car durante la clasificación de la pasada edición de las 500 Millas de Indianápolis puso a Gutiérrez en el asiento de uno de los pilotos que el mexicano conoció en su infancia. Para el antiguo integrante de Haas y Sauber, Champ Car, ahora IndyCar, fue su primer amor. Sus primeros sueños eran emular lo que hizo Adrián Fernández.

“Siempre he seguido de cerca la categoría. Lo primero que viví como experiencia de carreras fue Champ Car, cuando fueron a Monterrey en la época de Adrián Fernández, eso me llevó a tener una pasión por las carreras y significa mucho para mí poder estar aquí, representando a México”.

“Estoy en el lugar de Bourdais, un piloto que desde entonces seguía muy de cerca. Él, en esas épocas, era el dominante de la categoría. Es un honor estar en su asiento. Él es un gran piloto y el choque que tuvo no es lo ideal y él se está recuperando. La referencia que tengo es muy alta de Sébastien”, agregó el mexicano.

La primera experiencia

Esteban Gutiérrez apenas tuvo dos días para hacer su asiento e iniciar el trabajo de acomplamiento con el equipo Dale Coyne Racing. Ahora, está ansioso por la primera carrera del sábado y no tiene duda de que el Dallara DW12 de IndyCar será algo que le agradará manejar.

“No tengo duda de que esto me va a encantar. La primera impresión que me dio el coche de IndyCar es que es un monstruo, pero es algo que me da mucha emoción y eso es algo que obviamente me gusta. El sonido del motor es algo que extrañaba, las llantas son grandes, el coche es un poco más pesado, tiene alerones muy grandes y eso me traer mucha adrenalina, emoción. Ya no puedo esperar para competir este coche y conocer la sensación”.

Sin horas previas en el volante, similar a su primera experiencia en la Fórmula E esta temporada, Gutiérrez tiene en claro cuál es el plan a seguir. “El enfoque es sencillo: aprender, adaptarme y sentirme cómodo con el coche. Este es uno de los fines de semana más complicados, es una pista con muchos brincos, no es fácil técnicamente hablando, pero es la oportunidad que se me presentó y lo tomaré como una curva de aprendizaje”.

Respecto a su futuro, el mexicano se mantuvo cauteloso. “Estamos todavía en eso, ojalá podamos hacer el resto de la temporada. En los próximos días o el lunes sabremos cuál es la situación”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series IndyCar
Evento Detroit
Pista The Raceway on Belle Isle
Pilotos Esteban Gutiérrez
Equipos Dale Coyne Racing
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas champ car, dale coyne racing, detroit, esteban gutierrez, formula 1, formula e, indycar