Hinchcliffe: Fuimos fuertes en 2018, ahora estamos aún mejor

compartidos
comentarios
Hinchcliffe: Fuimos fuertes en 2018, ahora estamos aún mejor
Por:
Traducido por: Alfonso Gutiérrez
20 ene. 2019 8:14

James Hinchcliffe tiene plena confianza sobre las posibilidades del equipo Arrow Schmidt Peterson Motorsports para 2019, y cree que el trabajo en los últimos meses les permitirá amenazar a los tres equipos más fuertes de IndyCar.

Si no hubiera sido porque James Hinchcliffe no calificó para la Indy 500 (que otorga el doble de puntos) y el terrible accidente que terminó con la temporada de Robert Wickens en Pocono, los pilotos del equipo SPM probablemente habrían terminado entre los ocho primeros en el campeonato 2018 de IndyCar, en lugar de 10 y 11.

Pero Hinchcliffe, cuya más reciente victoria se produjo en el Iowa Speedway el año pasado, cree que el nuevo equipo de Arrow SPM está listo para pelear con Ganassi, Andretti y Penske de manera más regular.

El propio piloto canadiense le dijo a Motorsport.com: "Si observas la mejora que tuvimos en 2018, ese fue el paso uno. Creamos un plan a cinco años sobre cómo hacer que este equipo sea un contendiente de campeonato consistente y todo lo que hemos hecho durante el invierno es mejor. Hemos movido personal, hemos traído gente nueva, incluido un excelente reemplazo en el otro auto [el ex piloto de F1, Marcus Ericsson] con mucha experiencia y hemos estado desarrollando muchas cosas. Desde mediados del año pasado, comenzamos a ver los dividendos".

Del editor, también lee:

"Entonces, todas las piezas están ahí para que podamos llamar a la puerta de los 'tres grandes', y estamos muy emocionados de llegar a St. Pete y ver dónde se ubican todos".

Hinchcliffe, quien encabezó la prueba de los 11 autos de esta semana en Sebring, dijo que las estadísticas del año pasado brindan una imagen engañosa al identificar las áreas en las que el equipo necesitaba concentrarse para mejorar en 2019.

"Si nos fijamos en los datos sin procesar, fue en los óvalos en los que necesitábamos más trabajo", comentó Hinchcliffe. "Pero eso se vio afectado por el hecho de que tuvimos problemas mecánicos en el IMS; Robbie se estrelló en Texas, cuando corría entre los líderes, y luego nuestro doble abandono en Pocono, nuevamente mientras corríamos entre los mejores de la carrera".

“De hecho, en cada tipo de pista durante el año, estábamos corriendo al frente y diría que en los circuitos callejeros fuimos menos fuertes, aunque tampoco fuimos terribles. Es sólo que en relación con los demás, diría que el rendimiento de nuestro equipo en estos circuitos disminuyó en comparación con 2017, cuando probablemente fue nuestro tipo de pista más fuerte".

Con respecto a su devastador resultado en el IMS el año pasado, Hinchcliffe dijo que el problema aún no se ha identificado completamente.

El ganador de la pole de 2016 de la Indy 500 explicó: "Todavía es un tema poco claro, pero fue una combinación de varias cosas. Obviamente, sabemos lo que sucedió en la parte final de la carrera [afectados por la vibración de un neumático], pero aún se desconoce la explicación de la falta general de ritmo que tuvimos durante toda la semana, así que volvemos al punto de partida. Pero tenemos mucha gente inteligente en nuestro equipo y lo resolveremos".

Alaba el progreso de Honda

Los motores de Honda parecían carecer de la potencia máxima de Chevrolet en Indy el año pasado, a pesar de que las unidades japonesas tenían claras ventajas en otros factores como el mejor consumo de combustible en todo tipo de vías; sin embargo, antes del final de la temporada, Honda ganó su primer título de fabricantes en la era de doble turbo.

Cuando le preguntaron si creía que Honda se había centrado en intentar recuperar su preeminencia en Indy o si estaba viendo solamente el rendimiento de toda la temporada en todo tipo de pistas, Hinchcliffe bromeó: "¡Sí! Esa es la respuesta a ambas cosas. La respuesta más larga es que los datos no mienten y que Honda conoce exactamente su déficit en los óvalos, por lo que todos están empeñados en tratar de cerrar esa brecha".

"Creo que nuestra capacidad de conducción nos dio una gran ventaja en las pistas callejeras y en algunos de los circuitos también, pero no hay duda que en los óvalos, bajamos un poco".

"Así que eso ha sido un foco para ellos. Tenían un plan implementado mucho antes de la temporada baja, pero los fabricantes de motores están bastante limitados en lo que pueden hacer este año en términos de las áreas donde se les permite desarrollar, por lo que están pensando cómo cerrar el hueco".

"Lo bueno es que la mejora de la confiabilidad de Honda de 2017 a 2018 fue increíble y jugó un papel muy importante en la obtención del título de los fabricantes".

"Así que es un acto de equilibrio: los otros muchachos ganaron la Indy 500, pero no estoy seguro de que terminaran luciendo muy bien durante toda la temporada. Eso es lo que sufrimos en 2017: es una situación de flujo y reflujo ".

Race winner James Hinchcliffe, Schmidt Peterson Motorsports Honda, Iowa Speedway, 2018.

Race winner James Hinchcliffe, Schmidt Peterson Motorsports Honda, Iowa Speedway, 2018.

Photo by: Phillip Abbott / LAT Images

Artículo siguiente
Schmidt espera conformar el grupo de los '4 grandes' de IndyCar en 2019

Artículo previo

Schmidt espera conformar el grupo de los '4 grandes' de IndyCar en 2019

Artículo siguiente

Chilton se queda en IndyCar con Carlin

Chilton se queda en IndyCar con Carlin
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Pilotos James Hinchcliffe
Equipos Schmidt Peterson Motorsports
Autor David Malsher