Ganassi marca el 1-2-3 en la práctica del lunes de Indy 500

En los últimos entrenamientos de dos horas antes del Carb Day, Alex Palou, Scott Dixon y Jimmie Johnson, del Chip Ganassi Racing-Honda, marcaron los mejores tiempos, mientras que Dalton Kellett sufrió el primer accidente importante del mes.

Ganassi marca el 1-2-3 en la práctica del lunes de Indy 500
Cargar reproductor de audio

Los participantes de tiempo completo de IndyCar ya tienen sus motores de carrera instalados, y por primera vez esta semana, los coches entraron en boxes en la curva 4 en lugar de por el largo carril de desaceleración. Esto causó un par de problemas, como JR Hildebrand bloqueando las ruedas delanteras de su AJ Foyt Racing-Chevrolet al entrar en boxes, Christian Lundgaard bloqueando las traseras de su Rahal Letterman Lanigan-Honda, y Takuma Sato teniendo un alarmante movimiento en su Dale Coyne Racing con RWR-Honda.

Un incidente más extraño en el pitlane se produjo cuando Scott McLaughlin hizo un trompo con su Team Penske-Chevrolet cuando salía de su box, pero afortunadamente sin hacer contacto con nada.

Pero estos pequeños incidentes fueron relativizados por el gran golpe de Dalton Kellett, del equipo AJ Foyt Racing-Chevrolet, contra el muro de la curva uno.

También lee:

Alex Palou, que partirá desde la primera fila el próximo domingo, y Scott Dixon, que salía desde la pole, dieron un golpe de efecto, con mejores vueltas de 229.441 mph y 229.000 mph respectivamente, mientras que el cada vez más impresionante novato Jimmie Johnson se unió a sus compañeros de equipo en los tres primeros puestos.

Detrás de ellos se ubicó Takuma Sato, dos veces ganador de Indy 500, en el Dale Coyne Racing w/RWR-Honda, por delante de Marcus Ericsson (Ganassi), Josef Newgarden (Penske) y Conor Daly (Ed Carpenter Racing). Sato también fue el que más vueltas completó con un total de 106.

Pato O'Ward se ubicó en la 21° posición luego de 79 con un mejor promedio de 224.677 mph, mientras que Juan Pablo Montoya fue 29° con 224.193 mph tras 40 giros.

Entre los coches que parecieron lo suficientemente estables en el tráfico e hicieron adelantamientos -aparte del quinteto de Ganassi- estuvo el de Alexander Rossi, de Andretti Autosport-Honda, que pudo salir desde la quinta o sexta posición en un pelotón y adelantar coches en vueltas consecutivas. Esto es prometedor para el ganador de la Indy 500 de 2016, ya que tendrá que remontar desde el puesto 20 de la parrilla el domingo.

Otro coche que pareció muy afilado y cómodo de conducir fue el Juncos Hollinger Racing-Chevy de Callum Ilott, que realizó varios adelantamientos. El novato sí que pareció excederse ligeramente cuando se echó atrás en un último adelantamiento por el interior al ganador de 2018, Will Power, y tuvo que bajar casi a la hierba para evitar chocar con el Penske, pero se mantuvo firme y salió ileso.

La mayoría de los coches que corrieron en segundo lugar en un paquete parecieron fácilmente capaces de completar un sobrepaso mucho antes de las curvas 1 y 3. La advertencia es que el aire estuvo fresco (alrededor de 18 grados en el ambiente) y denso y la pista rondó en una temperatura de entre 33 y 41 grados, mientras que la temperatura ambiente en el día de la carrera se pronostica actualmente para estar en cualquier lugar entre 29 y 31.

compartidos
comentarios
VIDEO: Fuerte accidente en la práctica para Indy 500
Artículo previo

VIDEO: Fuerte accidente en la práctica para Indy 500

Artículo siguiente

Dixon: "La pole en Indy 500 es el primer paso"

Dixon: "La pole en Indy 500 es el primer paso"