Las mejores historias de 2018
Tema

Las mejores historias de 2018

Las mejores historias de 2018 #3: Wickens sobrevive su terrible accidente en Pocono

compartidos
comentarios
Las mejores historias de 2018 #3: Wickens sobrevive su terrible accidente en Pocono
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
30 dic. 2018 13:44

En el tercer lugar de nuestro top de historias del año recordamos el triste accidente de Robert Wickens en Pocono en la IndyCar, su milagrosa supervivencia, su determinación por recuperarse, rehabilitarse.

La víspera de Año Nuevo es cuando todos reflexionamos sobre los últimos 12 meses, y muchos fanáticos de las carreras recordarán el año en el deporte del motor y considerarán el accidente de Robert Wickens en Pocono como uno de los momentos más oscuros de los 365 días.

Pero hay otra forma de verlo, y es estar agradecido.

Agradecido no solo de que Robert sobrevivió, sino porque mientras su cuerpo estaba lleno de roturas y lesiones, su mente se mantuvo alerta; agradecido de que su médula espinal no fue cortada; agradecido de que sea un atleta en forma con la fuerza mental de cien personas; agradecido por tener la motivación de acompañar a su prometida Karli Woods por el pasillo; agradecido de que está decidido a conducir de nuevo; agradecido de que el propietario del equipo, Sam Schmidt, entienda mejor que la mayoría la situación actual de su piloto lesionado; agradecido de que Robert y Karli hayan sido tan transparentes sobre su recuperación a través de las redes sociales.

Su frialdad (en ambos sentidos) al describir sus heridas sin autocompasión, sin sentimentalismo y sin tratar de provocar simpatía, solo comprensión, ha sido un buen ejemplo de mentes racionales centradas en sus objetivos más inmediatos.

Es posible que todos nos estemos preguntando acerca de la posibilidad de que Wickens vuelva a correr un día. ¿Estará limitado físicamente? ¿Tendrá inhibiciones mentales ahora que entiende mejor que nunca los peligros? ¿Tendrá la sensibilidad necesaria en sus pies para correr en cualquier nivel? El hombre mismo no tiene el lujo de reflexionar sobre lo imponderable.

Su misión es llegar al punto en el que pueda tomar esa decisión sobre su futuro, y ese viaje comienza con la mejora de su situación inmediata, dando los pasos metafóricos y físicos.

También lee:

Robert Wickens, Schmidt Peterson Motorsports Honda

Robert Wickens, Schmidt Peterson Motorsports Honda

Photo by: Scott R LePage / LAT Images

El accidente de Wickens en Pocono Raceway el 19 de agosto fue tan conmovedor como el de Sebastien Bourdais en Indianapolis Motor Speedway 15 meses antes, pero su naturaleza fue más parecida a la temerosa situación de Kenny Brack en el Texas Motor Speedway en 2003.

Después de chocar con el Andretti Autosport de Ryan Hunter-Reay, la máquina de Schmidt Peterson Motorsports impactó a cerca de 321 km/h, esto mientras el monoplaza giraba con una intensidad brutal. Los giros enviaron el coche de vuelta a la superficie, pero sin sus ruedas, por lo que aterrizó boca abajo sin nada que incluso amortiguara ligeramente el golpe.

Tomó mucho tiempo para confirmarse que Robert estaba vivo y que su vida no corría peligro inmediato, pero la espera de noticias fuera del centro médico en Pocono parecía interminable, la fuga de descripciones inexactas de sus lesiones y sus consecuencias era inconcebible.

Wickens fue trasladado del Lehigh Valley Hospital-Cedar Crest cerca de Pocono al IU Health Methodist Hospital en Indianápolis. Poco menos de tres semanas después del accidente, su familia se sintió obligada a emitir un comentario a través de los canales de SPM que enumeraban sus lesiones y corregían conceptos erróneos.

Uno espera que aquellos que habían restado importancia a la situación de Robert estuvieran adecuadamente mortificados. Nadie pudo tomar a la ligera una lista que incluyera fractura torácica de la columna vertebral, lesión de la médula espinal, fractura del cuello, fracturas de tibia y peroné en ambas piernas, fracturas en ambas manos, antebrazo derecho fracturado, codo fracturado, cuatro costillas fracturadas y contusión pulmonar.

Wickens se encuentra ahora en Craig Hospital en Englewood, Colorado, un centro que ofrece fisioterapia especializada para personas con lesiones en la médula espinal. Regularmente publica videos en Twitter e Instagram de su rehabilitación, y sus demostraciones de determinación, pero también buen humor, son tan impresionantes como todo lo que se puede ver en una pista de carreras.

También lee:

Robert Wickens, Schmidt Peterson Motorsports Honda

Robert Wickens, Schmidt Peterson Motorsports Honda

Photo by: Phillip Abbott / LAT Images

El ex piloto de Fórmula 1, Felipe Massa, fue particularmente duro en sus críticas a la serie, mientras que Graham Rahal fue igualmente vociferante en la defensa de la seguridad en IndyCar. Sebastien Bourdais fue rotundamente despectivo con respecto al estándar de las reparaciones de dos horas a la cerca que permitieron reiniciar la carrera, mientras que el presidente de competencia y operaciones de IndyCar, Jay Frye, rechazó ese comentario.

¿Pero qué hacer? Tres días después del accidente, Schmidt le dijo a Motorsport.com que sentía que aumentar la altura de la barrera SAFER sería un gran paso adelante para mejorar la seguridad de los pilotos en los óvalos.

El debate se mantendrá, pero el análisis es más importante. ¿Duplicar la altura de la barrera SAFER es una solución sólida? Si es así, ¿los óvalos generan suficiente dinero para justificar tales gastos? Si no, ¿qué hacer entonces?

Sería triste ver que los superspeedways desaparezcan de los calendarios debido a que cualquier serie llegara a un punto muerto con los dueños de las pistas, en caso de que los pilotos decidan rebelarse. Pero hay algunos impulsores de considerable reputación que admiten que, si no se puede encontrar una solución mejor, tal vez sea el momento de abandonar los óvalos de más de 200 mph.

Mientras tanto, lo que sabemos con certeza es que IndyCar ha perdido a un brillante novato, uno que, tan temprano como lo fue la quinta carrera de la temporada, fue considerado un campeón futuro por un ex campeón, Will Power. Wickens era sexto en la clasificación de pilotos cuando se produjo el choque, aún con tres carreras por delante. Con este panorama solo podemos preguntarnos qué pudo haber logrado en 2019.

Ahora tiene una lista de objetivos muy diferente para el próximo año, y pondrá una mayor atención a su cuerpo, con una mayor determinación y espíritu que cualquier otra cosa que haya enfrentado en su carrera deportiva.

Pero ya hemos visto pruebas suficientes para saber que, sea lo que sea humanamente posible, Wickens lo hará posible.

Por lo tanto, si bien su accidente fue horrible, fue una de las historias más importantes de la pasada temporada del deporte del motor. Esperamos que su rehabilitación progresiva sea una de las mejores historias del año que viene

También lee:

Un mensaje de recuperación para Robert Wickens, de parte de Peter Crolla, Haas, Marcus Ericsson, Sauber, Emmanel Esnault, McLaren, Frederic Vasseur, jefe de Sauber, Anne Bradshaw, Williams, y Charles Leclerc, Sauber, entre quienes le enviaron el mensaje en Spa Francorchamps.

Un mensaje de recuperación para Robert Wickens, de parte de Peter Crolla, Haas, Marcus Ericsson, Sauber, Emmanel Esnault, McLaren, Frederic Vasseur, jefe de Sauber, Anne Bradshaw, Williams, y Charles Leclerc, Sauber, entre quienes le enviaron el mensaje en Spa Francorchamps.

Photo by: Andrew Hone / LAT Images

Artículo siguiente
Todos los ganadores de las carreras principales en 2018

Artículo previo

Todos los ganadores de las carreras principales en 2018

Artículo siguiente

GALERÍA: las mejores imágenes de la temporada de IndyCar 2018

GALERÍA: las mejores imágenes de la temporada de IndyCar 2018
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Pilotos Robert Wickens
Equipos Schmidt Peterson Motorsports
Autor David Malsher