Toyota, superado por Glickenhaus en el test de Le Mans

Glickenhaus encabezó los tiempos en la jornada de pruebas de Le Mans gracias a un tiempo de última hora de Olivier Pla.

Las 24 horas de Le Mans han entrado este domingo en la nueva era de los Hypercar y las primeras sorpresas salieron a la luz durante el Test Day (día de pruebas). Después de una primera mañana condicionada por varias banderas rojas y con una tabla de tiempos muy ajustada, la tendencia se confirmó por la tarde.

La experiencia de los últimos años nos enseña a no sacar conclusiones precipitadas, pero el ritmo puro de los nuevos coches de la categoría reina está ahí.

En la sesión de la tarde, que se ha disputado con un tiempo ideal de verano, la marca de 3m30s (establecida por la FIA como referencia de los LMH en Le Mans) ya ha caído.

Este detalle es especialmente muy simbólico, ya que era el tiempo "objetivo" anunciado por los organizadores cuando se redactó el nuevo reglamento y los prototipos lo han batido en un día de pruebas, ¡nada menos!.

Todo nos lleva a pensar que los Hypercar podrán ir aún más rápido la próxima semana si las circunstancias y las condiciones son las adecuadas.

También lee:

Toyota fue el primero en romper la barrera de los 3:30 y los GR010 Hybrid comenzaron a distanciarse de sus rivales a medida que avanzaba la tarde. Tras las primeras vueltas rápidas a primera hora de la tarde, fue a mitad de este soleado domingo cuando los japoneses se mostraron más activos: Mike Conway rodó en 3:29.340 en el #7 que comparte con José María López y Kazuki Nakajima, en 3:29.622 en el #8.

Luego, el final del día dio dio lugar a vueltas más rápidas en todos los frentes. Y fue entonces cuando Glickenhaus tomó la delantera, con un tiempo de 3:29.115 marcado por Olivier Pla en el LMH 007 #708. En cuarto lugar, encontramos el Alpine LMP1, en el que Nicolas Lapierre fue el más rápido, también al final del día, con una vuelta de 3:30.111. El segundo de los Glickenhaus marcó un tiempo de 3:30.924.

Más allá de los rendimientos puros, claramente atractivos por su homogeneidad, la cuestión de la fiabilidad para Glickenhaus y del consumo para Alpine estará en el centro de todas las miradas de la próxima semana, porque es en efecto la clave de la lucha frente a Toyota en carrera.

El domingo por la tarde, fueron las máquinas japonesas las que recorrieron la mayor distancia, pero sus rivales fueron capaces de acumular un buen número de vueltas para trabajar con ahínco.

Si bien ninguna bandera roja llegó a perturbar las cinco horas de conducción, se produjeron varias neutralizaciones. La primera fue para un ejercicio de simulación de la intervención del coche de seguridad, cuyas reglas han evolucionado un poco este año.

Otras interrupciones a través de la Zona Lenta o del Full Course Yellow (bandera amarilla en toda la pista) tuvieron lugar a raíz de incidentes que no fueron graves. El Ferrari #57 de Kessel Racing se salió de la pista en las curvas Porsche; el Ferrari #83 de AF Corse y el Porsche #91 en la curva del Puente, así como el Oreca #22 de United Autosports en Indianápolis.

Este último sigue siendo uno de los más rápidos en la categoría LMP2, donde varios competidores han rodado en 3:31 en la última media hora, lo que confirma la relativamente pequeña diferencia con los Hypercar por el momento.

El tiempo más rápido lo marcó el Idec Sport con el 3:31.105 de Paul-Loup Chatin. 

Entre los GTE Pro, Porsche ejerció un cierto dominio con el mejor tiempo para el #79 de Weathertech Racing en 3:52.938, mientras que Ferrari metió al AF Corse #51 en el top 3 con un 3:53.080. 

Todos los competidores tienen ahora dos días para analizar los datos recogidos, antes de las sesiones de entrenamientos libres y clasificación del próximo miércoles.

 
compartidos
comentarios
Toyota dice que solucionó sus problemas para Le Mans

Artículo previo

Toyota dice que solucionó sus problemas para Le Mans

Artículo siguiente

24h de Le Mans: los 10 autos más bonitos de la historia

24h de Le Mans: los 10 autos más bonitos de la historia
Mostrar comentarios