La mala suerte afectó al Toyota #8 en Le Mans 2021

Sébastien Buemi dice que la zona del Toyota #8 donde impactó el Glickenhaus #708 en el toque de la salida de las 24 horas de Le Mans ayudó a evitar daños mayores y pudieron remontar hasta el segundo lugar.

La mala suerte afectó al Toyota #8 en Le Mans 2021

Los vigentes campeones de Le Mans, Sébastien Buemi, Brendon Hartley y Kazuki Nakajima (Toyota #8), sufrieron una pesadilla en la salida de cuando el suizo fue golpeado por detrás por Olivier Pla (Glickenhaus #708), en la frenada de la chicane Dunlop en la primera vuelta de carrera, después de que el coche de seguridad entrara a boxes tras darse la salida en mojado.

Aunque Buemi se sintió "bastante afortunado" por evitar daños mayores en la colisión, su salida empeoró cuando tuvo que detenerse en la pista para completar un ciclo de potencia, antes de patinar más tarde en Arnage por culpa de la humedad.

El Toyota #8 cayó hasta el fondo del pelotón en la primera vuelta, pero fue capaz de remontar y, a pesar de liderar brevemente la carrera, tuvo que conformarse con el segundo puesto.

Buemi explicó que fue precavido en la salida de la carrera debido al clima, y que las condiciones influyeron en que Pla le golpeara.

#8 Toyota Gazoo Racing Toyota GR010 - Hybrid Hypercar, Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima, Brendon Hartley

#8 Toyota Gazoo Racing Toyota GR010 - Hybrid Hypercar, Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima, Brendon Hartley

Photo by: TOYOTA GAZOO Racing

"No tuvimos lluvia en toda la semana, y justo en la salida hubo esta enorme [tormenta] de lluvia", dijo Buemi. "Es lo mismo para todos y en la salida intentas ser bastante cauto porque vas a una carrera de 24 horas, especialmente si está mojado, me lo tomé con calma que estaba bastante claro".

"Bloqueó los neumáticos y acabó golpeándome. Pero, de alguna manera, tuvimos bastante suerte porque nos golpeó justo en la rueda trasera izquierda, así que por suerte no sufrimos ningún daño".

"El único problema es que tuve que volver a arrancar, venían 60 coches, en mojado, así que tenía poca visibilidad".

"Tuvimos que hacer un ciclo de potencia, parar el coche, reiniciarlo completamente en medio de la recta con los GT pasando por todas partes".

"Obviamente, eso no fue nada bueno y luego me fui recto en Arnage porque mis neumáticos estaban completamente fríos, así que tuve que dar marcha atrás. Creo que íbamos últimos, básicamente".

"De alguna manera, terminar segundos después de eso es bastante bueno, incluso lideramos la carrera en algunos momentos, así que fue bastante impresionante".

Buemi fue el primero en aplaudir al Toyota #7 que ganó, después de haber visto cómo se quedaron varias veces a las puertas de hacerlo, aunque sintió que su coche perdió ritmo en comparación con el trío formado por José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi en el punto crítico de la carrera durante los stints nocturnos.

"Estoy muy contento por el coche #7, muy contento por el equipo y por este doblete, pero un poco decepcionado por nosotros", dijo. "Obviamente nos hubiera gustado ganar".

"Teníamos un gran ritmo desde el inicio, hice la vuelta más rápida y luego Brendon hizo la vuelta rápida al final de la carrera".

"Fuimos muy rápidos, pero en algún momento de la noche, no sé qué pasó, nos volvimos cada vez más lentos y el otro coche se volvió un poco más rápido y tuvimos algunos problemas mecánicos al final de la carrera. Así que terminar segundos no está tan mal".

También lee:

compartidos
comentarios
GALERÍA: Todos los autos ganadores de las 24h de Le Mans

Artículo previo

GALERÍA: Todos los autos ganadores de las 24h de Le Mans

Artículo siguiente

Toyota sufrió de verdad con su problema de combustible en Le Mans

Toyota sufrió de verdad con su problema de combustible en Le Mans
Mostrar comentarios