La última vuelta en Le Mans se predecía como una gran batalla

Tanto los integrantes del Porsche Nº 9 como los del LMP2 Nº 38 tenían entendido que por sus estrategias la carrera se definiría en la última vuelta, aunque la situación cambió en la hora definitiva.

La última vuelta en Le Mans se predecía como una gran batalla
#38 DC Racing Oreca 07 Gibson: Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley
#38 DC Racing Oreca 07 Gibson: Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley
#38 DC Racing Oreca 07 Gibson: Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent
Ganadores, Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley, Porsche Team
Podium general: segundo, Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent, DC Racing
Podium: ganadores, Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley, Porsche Team
LMP2 podium: ganadores, Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent, DC Racing

Porsche logró la victoria en una carrera de desgaste en la división LMP1, mientras que el Nº 38 de la LMP2, el prototipo del equipo Jackie Chan DC Racing Oreca, tomó el liderato general en la hora 23 de la carrera.

Pero cuando el Nº 2 919 Hybrid se reincorporó a la carrera después de largas reparaciones el sábado, los cálculos realizados por Porsche y el equipo Nº 38 pronosticaron que estarían luchando entre sí en la última vuelta.

"Fue realmente apretado", dijo Brendon Hartley de la tripulación ganadora. "De los cálculos que hicimos iba a ser una competencia en la última vuelta. En el ritmo que ellos predijeron, estábamos mirando que no sería posible pasar a todos los LMP2, así que el plan era simplemente empujar tan fuere como pudiéramos por las 18 o 19 horas restantes”.

"Antes de regresar al coche, ni siquiera esperaban que peleáramos por el podio. Tal vez los P2 se encontraron con algunos problemas - mis tres temporadas son potencialmente algunas de las mejores que he hecho, realmente ataqué tan duro como pude".

El ex piloto de Audi, Oliver Jarvis, que bajó a la clase LMP2 con el equipo Nº 38 para este año, dijo que perder la ventaja antes de lo previsto inicialmente lo hizo más fácil de aceptar.

"Fue especial liderar la carrera, no creo que un LMP2 lo haya hecho nunca”, dijo.

“No creo que creyéramos realmente que pudiéramos ganar de manera directa, así que no tuvimos decepción”.

"Las predicciones iniciales fueron que iba a ser un trabajo de última vuelta. Si lo hubiéramos perdido en la última vuelta, eso habría sido muy grave. El hecho de que al final fueron más de cuatro o cinco minutos, lo hace más fácil de tomar”. 

Oliver Jarvis también dijo que habría sido malo para el equipo arriesgar su victoria de la clase y el podio final si hubieran intentado apretar el paso para conseguir el triunfo general.

"Eso habría sido un error", agregó. "Si hubiéramos ido a buscar la victoria absoluta, habría sido una tontería". 

"Estábamos empujando, pero estábamos tratando de mantenernos fuera de los bordillos, cuidar la caja de cambios. Estaba fuera de nuestras manos y nosotros no podíamos igualar el ritmo". 

compartidos
comentarios
"Si fueran las 12 horas de Le Mans, habríamos ganado", asegura Senna

Artículo previo

"Si fueran las 12 horas de Le Mans, habríamos ganado", asegura Senna

Artículo siguiente

Derani celebra su segundo sitio en LMGTE Pro: "Gran resultado"

Derani celebra su segundo sitio en LMGTE Pro: "Gran resultado"
Mostrar comentarios